La aerolínea irlandesa presume de primar el interés de Roma y Milán frente al resto de interesados, que "quieren proteger a París o servir a Abu Dabi"