Interminables colas en Atocha y constantes caídas de la página web después de que la compañía haya puesto a la venta los primeros 25.000 billetes por 25 euros