El seísmo de 6,2 grados en la escala de Richter destruye buena parte de la localidad de Amatrice y deja al menos 13 muertos