Miles de personas asisten al desfile de una agrupación mundial de fanáticos de las películas, que llevó a cortar el tránsito en las principales avenidas