Benson Elliott necesita músculo para comprar el Silken Diagonal

Una imagen del Hotel Silken Diagonal.

Benson Elliott necesita músculo para comprar el Silken Diagonal

Varios socios ven desorbitado el precio fijado por Bank of America y dudan de la rentabilidad del proyecto hotelero

Carles Huguet

BARCELONA

15/11/2016 - 08:10h

La historia de la venta del Hotel Silken Diagonal avanza al ralentí. En el mercado desde el mes de julio, a principios de octubre parecía que el fondo británico Benson Elliott se iba a hacer con el inmueble de forma inminente. Sin embargo, el precio fijado por Bank of America ha llenado de dudas a los socios del grupo, que dudan sobre la rentabilidad del proyecto.

Según explican fuentes del sector, el precio del edificio es inferior a los 80 millones de euros publicados hace semanas. "La transacción está en 10 millones menos", cifran. De 240 habitaciones y con una licencia de cuatro estrellas, el coste por estancia superaría los 300.000 euros. "Hay varios integrantes del fondo que no ven clara la operación y los gestores han tenido problemas para conseguir la cantidad necesaria", explican. 

Encargada a la consultora JLL, "la venta no está ni mucho menos hecha" aseguran las mismas voces. Por ello, otros fondos de inversión ya se preparan por si el hotel vuelve a salir al mercado.

La venta supondrá grandes plusvalías para Bank of America, que compró el edificio por 27 millones

Así, la entidad ha visto cómo se frenaba el 'pelotazo' de la operación, que le habría supuesto unos 40 millones de plusvalías tras comprar la deuda del inmueble hace sólo un año por 27 millones. Propiedad hasta entonces del Grupo Urvasco, la constructora entró en concurso de acreedores y se ha tenido que desprender también de otros edificios como el Silken Málaga, en manos de HI Partners, el fondo hotelero del Banc Sabadell

El Hotel Silken Diagonal se ubica en la zona del 22@, alejado del epicentro turístico de la ciudad. Visto el precio previsto de la transacción, Bruno Hallé, consultor de Magma HC, ya alertó hace una semana de un coste fuera de mercado. "La rentabilidad hotelera oscila el 6%, pero operaciones como esta rondan porcentajes del 3%", comparó.

Una de las esperanzas de Benson Elliott es el desbloqueo del hotel de la Torre Agbar

El establecimiento se vería beneficiado, eso sí, del desbloqueo del hotel proyectado en la Torre Agbar, a escasos metros. Si, como todo apunta, Emin Capital obtiene la licencia necesaria para iniciar las obras en los próximos meses, la zona sufriría un efecto contagio con la entrada de una cadena hotelera de renombre, con Hyatt como favorita para hacerse con la gestión. "Es una de las esperanzas de Benson Elliott para hacer viable el alojamiento", señalan en el sector.

Mientras, las entidades caminan en busca de un acuerdo para cerrar la venta. El cambio de manos será imperceptible para los usuarios. Silken tiene un contrato de gestión todavía vigente durante varios años, por lo que el nuevo propietario debería pagar una indemnización para romperlo. “Echar a la cadena vasca tiene un coste muy alto”, advierten en el mercado.