Colau, contra todos para frenar el hotel Praktik de Drassanes

La alcaldesa del Ayuntamiento de Barcelona, Ada Colau, durante el pleno ordinario de octubre. | EFE

Colau, contra todos para frenar el hotel Praktik de Drassanes

El Ayuntamiento de Barcelona recurre judicialmente la decisión de la Generalitat de no intervenir para segar el proyecto

Carles Huguet

BARCELONA

21/03/2017 - 06:00h

Tras quedar desterrado el hotel Hyatt en la Torre Agbar, otro proyecto se mantiene en el alambre municipal en Barcelona. Con el derecho a obtener una licencia, Praktik Hotels ve como el consistorio se niega a otorgarle los permisos para una pareja de inmuebles en el sur del Raval. La administración pidió ayuda a la Generalitat para descabalgar a la cadena y ante su negativa ha recurrido judicialmente la decisión. Mientras, las propuestas que formula no convencen a la compañía.

“Hemos presentado una reclamación patrimonial que estima que los dos hoteles que proyectamos en Drassanes podrían valer entre 50 y 80 millones, según los peritajes de la escuela de negocios ESADE y la consultora Magma HC”, explica José María Trénor, consejero delegado de la empresa, a Cerodosbé. “Nuestra principal queja es el lucro cesante, que crece cada día que no empiezan las obras”, añade.

El primer palo a la rueda del consistorio catalán fue el de tratar de frenar la construcción al alegar que podían dañar la muralla medieval que se erige a escasos metros. No obstante, necesitaban que el trámite fuera iniciado por la Generalitat, algo a lo que el consejero de cultura, Santi Vila, se negó: “Esta argucia no procede de ningún modo pues la muralla que dicen que podría afectar está protegida desde hace más de cuarenta años y se encuentra en una trama urbana completamente consolidada", señaló.

Ante el contratiempo, el Ayuntamiento no se ha rendido y ha recurrido judicialmente la inacción del Gobierno. “En la zona la trama no está consolidada debido a que existe un gran solar pendiente de edificar”, señalan voces municipales. “En paralelo, el consistorio trabaja para estudiar posibles vías que tengan garantías jurídicas para minimizar el impacto del proyecto”, advierten.

Mientras, las conversaciones entre los representantes de Barcelona en Comú y Praktik Hotels avanzan a paso de tortuga. “La última oferta que nos han hecho es inaceptable, renunciar a uno de los dos hoteles para construir pisos sociales”, lamenta Trénor, que sí está dispuesto a edificar las viviendas en otra zona de la capital. "En este solar no tiene sentido económico, pero hay otros barrios donde estamos dispuestos a hacerlos", compara.

Pese a llevar más de dos años entre despachos, el directivo valenciano confía en que ambos establecimientos verán la luz. “No negarnos un proyecto que tiene que ser aprobado legalmente, y yo no puedo esperar otra cosa”, sostiene. “Parece que tengamos que pedir perdón para un hotel que será un gran hotel con todo el sentido del mundo”, zanja.

Sin embargo, no todo son malas noticias para la cadena en Barcelona. En las próximas semanas el chef Atul Kochhar, con dos estrellas Michelin y considerado el mejor del país, aterrizará en el Hotel Cotton House para transportar la cocina que practica en el restaurante londinense Benares, considerado el mejor restaurante indio del mundo, a la ciudad.