Sercotel aterriza en La Habana con cuatro hoteles

El Sercotel Club Cayo Guillermo, en Cuba.

Sercotel aterriza en La Habana con cuatro hoteles

La compañía eleva a seis el número de establecimientos en la Cuba y desembarca en la capital del país con la gestión de un póker de alojamientos

Carles Huguet

BARCELONA

23/12/2016 - 06:00h

La nueva Cuba es el pastel por el que bregan las hoteleras de medio mundo. Mientras las cadenas estadounidenses afilan los cuchillos para lanzarse a la conquista de la isla, otros nombres de alrededor del globo se adentran en el mercado sin hacer tanto ruido. Dentro del abanico, Sercotel avanza con paso firme. La compañía española ya cuenta con dos establecimientos en la costa del país y acaba de firmar cuatro nuevos inmuebles en La Habana.

Según explican fuentes del sector a Cerodosbé, los alojamientos se incorporarán en régimen de gestión, pues los edificios seguirán siendo propiedad de inversores locales. El póker de activos estará ubicado en la capital del país, uno de los destinos que más interés suscitaba en la empresa y en el que todavía carecía de presencia.

Para sufragar la expansión en la isla caribeña, Sercotel ha inyectado 400.000 euros a su filial Sercotel Cuba, encargada de los activos en el país. Con la ampliación, el satélite multiplica por cinco su capital, que se eleva a 500.000 euros.

De este modo, la hotelera entrará, al fin, con un concepto urbano en Cuba. El debut en la capital se producirá tras hacerse con dos resorts en la zona norte del archipiélago. A comienzos de 2016, la firma inauguró el Sercotel Club Cayo Guillermo, un establecimiento de 324 habitaciones de inspiración tropical en su diseño. Para el 2017 está prevista la apertura del Sercotel Cayo Santa María, de 660 habitaciones.

El interés de Sercotel por Cuba se remonta al 2013

Como explicó hace un año el director general de la compañía, Javier Garro, a Cerodosbé, Varadero y La Habana son las ubicaciones más interesantes para el desarrollo de la operadora. “Nuestro interés en la isla se remonta al año 2013”, recordaba el ejecutivo, que abría la puerta “tanto al segmento de ciudad como al de playa”.

A la hora de seleccionar los inmuebles para colgar el cartel de Sercotel, la cadena ha primado la calidad de los enclaves por encima de otros valores. “Son los elementos que más valoramos en la expansión”, detallaba. Un crecimiento selectivo que ha convertido Cuba en el segundo mercado americano de la sociedad, todavía por detrás de Colombia, donde suma 20 alojamientos.

Si bien la elección de Donald Trump siembre algunas dudas sobre la futura relación entre Estados Unidos y Cuba, en el sector se espera un desembarco masivo de firmas norteamericanas en el archipiélago. La competencia no preocupa a la hotelera española. “Somos pequeños, casi los últimos en llegar, los que deberían estar más preocupados son los que tienen más hoteles en el país”, despejaba Garro.

Para el 2017, la compañía se centra en expandirse por América Latina, donde ya cuenta con 23 establecimientos en funcionamiento. "Nuestro objetivo es crecer en el modelo de franquicia y gestión", señalaba Garro en una reciente entrevista concedida a La Razón. Por el momento reparte sus activos entre Colombia (20), Cuba (1), Panamá (1) y Ecuador (1).