Sercotel renuncia ahora a expandirse por el centro de Europa

El hall del Art Hotel Olympic by Sercotel en Turín.

Sercotel renuncia ahora a expandirse por el centro de Europa

La hotelera no logra las aperturas anunciadas por su director general en marzo y concentra sus esfuerzos en Italia y Portugal

Carles Huguet

BARCELONA

17/02/2017 - 06:00h

Donde dije digo, digo Diego. En sólo un año, Sercotel vira su estrategia de expansión en Europa. De lanzarse a la conquista del centro del continente a renunciar a la gestión de hoteles en nuevos destinos y concentrarse en Italia y Portugal. Un cambio de objetivo dado por la intención de “crecer con un mínimo de masa crítica” en cada país.

En una entrevista concedida a Cerodosbé el pasado mes de marzo, el director general de la cadena, Javier Garro, desvelaba que trabajaba con la misión de incorporar nuevos establecimientos en Berlín, Bruselas y Praga. “Habrá aperturas en las próximas semanas”, auguraba hace once meses. Desde entonces, el número de inauguraciones en el centro del continente brilla por su ausencia. Ninguna de las tres ciudades cuenta con un alojamiento, ni bajo el modelo de explotación ni el de comercialización.

Cuestionados por el revés, desde Sercotel rechazan hablar de “objetivo no cubierto” y presumen de una facturación de 53 millones en 2016, un 60% más. No obstante, admiten haber priorizado otras ciudades europeas “en Italia y Portugal”. 

De este modo, la hotelera desiste ahora a añadir nuevos establecimientos en los destinos prometidos. “Es importante crecer con un mínimo de masa crítica, necesitamos comercializar bien y estar encima de los hoteles”, señalan. Por ello, la meta es elevar el número de alojamientos asociados a “cinco o seis” en la Península Itálica y el estado luso. Eso sí, nada de gestión: “en Europa crecemos en comercialización, para el 2017 la explotación no se contempla”.

Sí ha hecho los deberes en Italia. “Roma y algunas ciudades del norte nos interesan”, desgranaba el ejecutivo. A lo largo del ejercicio, la comercializadora presume de un inmueble en Turín y otro en Milán. También suma un nuevo alojamiento en Oporto. Siempre sin perder el ADN funcional de la compañía, alejado del segmento del lujo y del low cost.

En América, Cuba ha sido la protagonista. Como explicó Cerodosbé, el pasado mes de diciembre Sercotel sumó cuatro establecimientos cerca de La Habana, que estarán completamente reformados en dos años. Varadero y el oeste del país se postulan como los nuevos focos de crecimiento de la empresa.

En suelo continental, la estrategia pasa ahora por aterrizar en México DF y Riviera Maya mientras incrementa el abanico de asociados en Colombia, Panamá y Ecuador. Mientras, el objetivo económico es el de alcanzar unos ingresos de 70 millones de euros a lo largo de 2017.