Nuevo ‘bed & breakfast’ de lujo en la propiedad familiar de Lady Di

Fachada principal de la mansión

Nuevo ‘bed & breakfast’ de lujo en la propiedad familiar de Lady Di

Ya es posible pasar un fin de semana en la mansión donde nació y reposa Lady Di. Sólo hace falta soltar 22.500 euros que, al menos, se destinarán a una buena causa.

Sonsoles Vázquez

02/06/2016 - 18:33h

La princesa Diana fue enterrada el 6 de septiembre de 1997 en una pequeña isla, en medio de un lago, en el lugar más bucólico de los jardines de la propiedad familiar de Althorp (Inglaterra). Para llegar, basta con acercarse hasta el condado de Northamptonshire, situado a unos 100 kilómetros al norte de Londres.

Precios astronómicos

Spencer of Althorp, con sus 5.200 hectáreas, pertenece a la familia desde 1508. Actualmente, su único propietario es Charles, hermano de Diana, que aunque desde hace años permitía visitar algunas zonas, ha habilitado ahora un puñado de habitaciones –de las 90 que posee la mansión- para que unos pocos afortunados puedan pasar aquí fines de semana.

El precio hace temblar hasta a las carteras más pudientes -entre 22.500 y 36.000 euros según la suite elegida y simplemente por dos días a todo trapo en la campiña inglesa-, pero todo tiene su explicación.  

“Somos conscientes de que los precios de estos fines de semana son astronómicos”, han indicado Charles Spencer y su mujer Karen a la prensa inglesa. “Y nos planteamos que, más adelante, mucha gente pueda tener la misma oportunidad. No queremos que esta mansión sea una fortaleza sólo para unos pocos privilegiados”.

Fines benéficos

El matrimonio Spencer justifica estas altísimas facturas porque todos los beneficios del nuevo ‘bed & breakfast’ se van a entregar a Whole Child International, una ong que trabaja para mejorar las condiciones de vida de niños que viven en orfelinatos, y que Karen Spencer fundó en 2004.

Al abrir ahora su mansión al público, la aristocrática pareja quiere obtener los fondos para financiar diversos programas en Nicaragua y El Salvador. Por este motivo, también contemplan acoger grupos de hasta 18 personas durante el ‘week-end’ (por 225.000 euros), así como permitir la celebración de eventos familiares y profesionales.

Suites históricas

Muchas de las suites de Althorp han albergado a reyes, reinas y hombres de estado durante más de cinco siglos: el rey Carlos I en la década de 1630, Winston Churchill en la víspera de la Segunda Guerra Mundial o los más recientes presidentes Mandela y Gorbachov.

De las 19 disponibles, hay cinco que sobresalen por méritos propios. En la India Silk destacan las sedas antiquísimas que recubren las paredes y los óleos del siglo XVII, mientras que en The Oak llama la atención su cama de roble del XIX, en la que se dice sucedieron los episodios más románticos de la familia.

Por la finca y el palacio

Las otras tres más llamativas son The King, donde durmió el rey Guillermo III en 1695, cuando el dosel de la cama estaba recubierto de plumas de avestruz; The Queen, en la que se alojaron el rey Jorge V y la reina María en 1913; y la bautizada como The Princess, muy recargada, que recuerda la visita del rey Eduardo VII y su esposa, la princesa Alexandra, en 1863.

Lógicamente, estas estancias de fin se semana incluyen maravillosos almuerzos y cenas, y permiten a los huéspedes pasear por toda la finca y explorar el palacio, un auténtico museo de antigüedades creado a lo largo de los siglos por 18 generaciones de Spencer.