Colau exige que la Sagrada Familia pague 840.000 euros al año por las obras

La Sagrada Familia.

Colau exige que la Sagrada Familia pague 840.000 euros al año por las obras

El emblemático templo de Gaudí carece de permisos, y el ayuntamiento creará una comisión especial para seguir la marcha de los trabajos y que pague las t

Cerodosbé .

BARCELONA

07/10/2016 - 17:26h

Vaya paradoja: el edificio más universal de Barcelona nunca ha pagado la licencia de obra que le corresponde, tal como cualquier vecino o constructor tiene que abonar cuando construye o rehabilita una propiedad.

Según calcula el Ayuntamiento el templo de la Sagrada Familia tendría que abonar 8,4 millones de euros en diez años. Y dado que se espera que en el 2026 las obras finalicen, surge el cálculo de una tasa de 840.000 euros al año en concepto de permiso de obra. Esta licencia representa al 3,35% del presupuesto de la obra, y cada año los trabajos insumen unos 25 millones de euros, informa El Periódico.

Si bien el templo paga sus cuentas de luz, agua y gas, como cualquier otro edificio de la iglesia católica está exento del IBI, un impuesto que al arzobispado le implica un ahorro de 927.000 euros al año.

Este reclamo llega un par de semanas después que el concejal del PSC Dani Mòdol ha calificado a la Sagrada Familia como una "farsa" y una "mona de Pascua gigante"

Las autoridades municipales tienen pendientes una reunión con el patronato de la Sagrada Familia para negociar el otorgamiento de la licencia y el monto a pagar. Desde el templo, precisan que hay un permiso del ayuntamiento de Sant Martí otorgado a Antoni Gaudí en 1885, pero desde que este municipio fue absorbido por Barcelona en 1897, ningún alcalde solucionó esta anomalía.

Este reclamo llega un par de semanas después que el concejal del PSC Dani Mòdol haya calificado a la Sagrada Familia como una "farsa" y una "mona de Pascua gigante". Luego matizó y aclaró que está a favor de la obra de Gaudí, pero como regidor de Arquitectura, impulsará una comisión de calidad para fiscalizar los trabajos y seguir de cerca las obras.

Es que ahora llega el desafío de construir seis torres de 170 metros de altura, el doble que las centrales, y todavía quedará por ver qué pasará con la escalinata de la fachada de la Glória, que el proyecto contempla que ocupe el trazado de la calle Mallorca.