La Casa Blanca: ¿cómo es el complejo al que Clinton y Trump quieren llegar?

La Casa Blanca, en Halloween. EFE/SHAWN THEW

La Casa Blanca: ¿cómo es el complejo al que Clinton y Trump quieren llegar?

El complejo cuenta con 132 dormitorios, 35 baños y varias salas de reuniones, además de la famosa ala oeste

Cerodosbé .

Barcelona

08/11/2016 - 11:20h

¿Cómo es la Casa Blanca, la vivienda que Hillary Clinton y Donald Trump luchan por ocupar en los comicios de este martes? El metabuscador inmobiliario Mitula analiza la residencia presidencial norteamericana y la compara con otras viviendas de presidentes, como el Palacio de La Moncloa.

La Casa Blanca se construyó en la década de 1790 por orden de George Washington, pero fue John Adams el primer mandatario que la ocupó en el año 1800. Desde entonces, se ha convertido en la residencia y el centro de trabajo de los presidentes de los Estados Unidos. Sus dimensiones son realmente impactantes, ya que tiene 132 habitaciones, 35 baños, 28 chimeneas y 7 ascensores, puesto que, aunque exteriormente no sea visible, el edificio cuenta con seis plantas.

El sótano alberga todos los servicios, que, además, funcionan ininterrumpidamente 24 horas al día para atender las necesidades del presidente, de su familia o de sus invitados. La organización es clave en un edificio que funciona como la maquinaria de un reloj y que se ha distribuido por zonas.

Así, la residencia presidencial ocupa la parte central del complejo. Se trata del edificio entre columnatas y de la zona que conecta el ala este y el ala oeste. La residencia no sólo acoge las dependencias privadas del presidente y su familia, también varias salas de reuniones, una biblioteca, una sala de mapas, un solárium o las salas usadas para ceremonias de estado.

El Alta Oeste y la Sala de Situaciones: donde se toman las decisiones

El Ala Oeste es un edificio de tres pisos principales y varios niveles subterráneos, famoso por la serie de televisión del mismo nombre. Es donde está situada la Oficina del Presidente, el famosísimo despacho Oval y las oficinas de los miembros. Incluye la sala de reuniones del Gabinete presidencial y la Sala de Situaciones (conocida como Situation Room), la sala donde se gestionan las crisis de estado y, para muchos, el centro de la inteligencia estadounidense

El Ala Este, alejada de la alta política

El Ala Este (o ala oriental), por su parte, es el otro edificio anexo a la residencia presidencial. Aquí se encuentran las oficinas de la primera dama y su secretario, así como el teatro de la Casa Blanca, entre otras instalaciones más alejadas de la alta política.

Sin embargo, las medidas y dimensiones de la Casa Blanca son auténticamente mareantes, más si cabe si se comparan con las de otros palacios presidenciales. En el caso de España, por ejemplo, el Palacio de la Moncloa  de estilo neoclásico y de dos plantas, acoge el despacho del presidente y ocho salas de reuniones. En la parte correspondiente a la vivienda, de 200 metros de superficie, hay ocho habitaciones, nueve baños y tres vestidores, así como otras estancias de uso común.

Pese a que pueda parecer modesto comparado con su homónimo norteamericano, el complejo de la Moncloa está lejos de ser pequeño o económico. Una finca de estas características en uno de los distritos más caros de Madrid se elevaría hasta cifras astronómicas.

De hecho, si no centramos sólo en los 58.000 metros del Palacio y sus jardines, y suponemos que se pusieran a la venta a los precios actuales de Moncloa-Aravaca (2.700 euros/m2), la Moncloa podría costar la friolera de 156,6 millones de euros, según datos de Mitula. Todo ello sin tener en cuenta su valor histórico y patrimonial, ya que se trata de un conjunto declarado Bien de Interés Cultural.