Obama se convertirá, durante dos días, en embajador turístico de Sevilla

Barack Obama, despidiéndose en uno de sus viajes desde el avión presidencial

Obama se convertirá, durante dos días, en embajador turístico de Sevilla

Políticos y empresarios aseguran que su visita a la capital hispalense, los próximos 9 y 10 de julio, va a tener un valor incalculable para la ciudad. Las ventajas se calculan a nivel de presencia internacional y de posicionamiento como destino turístico

Sonsoles Vázquez

Madrid

11/06/2016 - 10:00h

El sector turístico sevillano ha recibido entusiasmado la noticia de la próxima visita a la ciudad del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, consciente de su indudable tirón mediático. Dentro de su programa oficial, ésta es una escapada privada que incluye pernoctar el día 9 en la capital andaluza y visitarla al día siguiente.

Su alojamiento es una incógnita, al igual que su itinerario. Y tampoco está confirmado si le acompañarán su mujer, Michelle, y sus hijas, Malia y Sasha

Escaparate mundial

El presidente de los hoteleros de Sevilla, Manuel Otero, ha puesto de manifiesto que la ciudad se convertirá en un “escaparate mundial durante esos días, ocupando las televisiones de todo el mundo”. También ha indicado que “Obama debe conocer lo mismo que cualquier otro turista, el Alcázar, la Catedral… Y no creo que el calor pueda ser un problema; en Estados Unidos hay sitios mucho más calurosos”.

Igualmente, el alcalde, Juan Espadas, ha valorado muy positivamente el impacto que, en términos de imagen, supondrá esta visita. También ha desvelado que un departamento del gobierno norteamericano ya ha encargado al consistorio unas 600 guías de la ciudad.

Destino cultural de verano

Por su parte, el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, ha animado a los organizadores del viaje a extenderlo a otros municipios de la provincia, como Carmona y Utrera, mientras que el consejero de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández, espera que el evento "ayude a convencer más a las líneas aéreas para que creen enlaces directos entre Estados Unidos y Andalucía”.

El consejero también ha resaltado que la presencia del mandatario “reforzará la figura de Sevilla como destino cultural en verano, cuando uno de los grandes déficits que tenemos es la estacionalidad en el interior. Asimismo, ayudará a intensificar la relación con el mercado turístico estadounidense, que es muy potente y tiene mucho futuro".

En 2010, la visita de la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, con su hija menor, Sasha, a la Costa del Sol, generó un impacto publicitario en España de casi 20 millones de euros, según la empresa Kantar Media.