Barcelona quiere borrarse del mapa del turismo de porros

Barcelona quiere borrarse del mapa del turismo de porros

El ayuntamiento cierra 49 clubs de cannabis por problemas de convivencia con los vecinos

Gabriel Trindade

Barcelona

13/08/2014 - 19:29h

Plantas de cannabis.
La proliferación de clubs cannábicos en Barcelona ha hecho saltar las alarmas en el Ayuntamiento. La capital catalana se ha situado en poco tiempo dentro del mapa del turismo de porros debido a una legislación laxa. Este miércoles, el consistorio ha informado que ha cerrado 49 establecimientos después de haber realizado 145 inspecciones.

La Guardia Urbana se ha amparado en una serie de irregularidades para poder actuar. Destacan la publicidad y captación de clientes, principalmente entre los turistas, venta a menores, venta a no socios, presencia de traficantes, venta de otras sustancias estupefacientes o realización de otras actividades como la venta de bebidas. En rueda de prensa, el primer teniente de alcalde y responsable de Seguridad, Joaquim Forn, ha advertido de que "la falta de regulación de estas asociaciones no puede convertir Barcelona en un lugar ideal para la venta y consumo de cannabis".

Forn ha lamentado la proliferación de los clubes cannábicos por el actual "vacío legal", que facilita su apertura. Una asociación de este tipo registrada como entidad puede operar solamente enviando una comunicación al Ayuntamiento de acuerdo con la Ordenanza Municipal de Actividades y la Intervención Integral de Administración Ambiental.

El PSC y el PP de Barcelona han culpado al alcalde, Xavier Trias, de la "proliferación" de los clubes cannábicos en la ciudad. "Si hay tantos clubes, sobre todo en Ciutat Vella, es precisamente porque el gobierno municipal ha permitido iniciar la actividad solo con un comunicado de apertura y no una licencia previa", ha lamentado el alcaldable socialista, Jaume Collboni.

Por su parte, el líder del PP barcelonés, Alberto Fernández, ha considerado que "nada de esto habría ocurrido si Xavier Trias desde el primer momento hubiera aceptado" las propuestas populares en 2013.