Cataluña recuperará el liderato del turismo rural en agosto

Cataluña recuperará el liderato del turismo rural en agosto

Las casas catalanas prevén una ocupación del 64% en este mes clave

Rubén Rodríguez

La Coruña

29/07/2014 - 18:42h

La hegemonía de los establecimientos catalanes en el sector del turismo rural tiene altibajos. Navarra, el País Vasco e incluso Andalucía compiten con fuerza por atraer el mayor número de visitantes entre las comunidades autónomas españolas.

En esa pugna, Navarra salió vencedora tanto en el puente de mayo como en Semana Santa, alcanzando niveles de ocupación próximos al 90% en los festivos de abril.

Más sorprendente fue la irrupción de las casas rurales andaluzas, que presentaron el mejor dato de ocupación, un 30%, en julio, relegando por primera vez a Cataluña al segundo puesto.

La llegada de agosto ha resarcido a los establecimientos catalanes que, a falta de las reservas de última hora, vuelven a liderar el ranking de Toprural con una previsión de ocupación del 63%. Es uno de los meses clave para el sector, como demuestran las cifras.

La Comunidad Foral de Navarra alcanzará cerca del 62% de ocupación, el País Vasco un 61%, y Asturias rondará el 60%. Completa los cinco primeros puestos Galicia, con un 56% de los alojamientos rurales ocupados.

Todo ello en un contexto positivo para este tipo de alojamientos que han pasado serias dificultades durante la crisis económica por la caída de la demanda interna. El portal especializado estima que se alcanzará una ocupación del 44%, cinco puntos porcentuales por encima del dato de 2013.

Trece regiones aumentan sus expectativas, destacando la subida de Canarias. Las casas rurales de las islas pasarán del 33% de 2013 al 47% de ocupación.

Pero también es cierto que el desequilibrio entre el norte y el sur sigue enquistado, como demuestran los buenos datos de Cataluña, Asturias, Galicia o País Vasco.

Las regiones ubicadas en el interior registrarán los niveles más bajos de ocupación. De esta forma, la Comunidad de Madrid es la menos favorecida por los brotes verdes, con un 23%, seguida de Castilla-La Mancha, con el 25%, y la Rioja, por encima del 31%. Les siguen Castilla y León (32%) y Extremadura (35%).