España recibirá en diciembre al turista 61 millones

España recibirá en diciembre al turista 61 millones

El récord de visitantes se alcanzará gracias al crecimiento del último trimestre pero no supondrá mayor recaudación

Ismael García Villarejo

Madrid

13/10/2014 - 19:55h

España recibirá en diciembre al turista 61 millones y logrará otro récord en plena crisis económica. El número de visitas, sin embargo, no se traducirá en mayor facturación. Las ventas del sector se quedarán estancadas en los 59.000 millones, la misma cifra con la que se cerró en 2013.

La temporada alta está al margen de la mejoría en el número de viajeros. El aumento será posible gracias a las llegadas de turistas internacionales del cuarto trimestre, que superarán los 11,8 millones recibidos el otoño pasado. Es decir el 7,2% más año sobre año, con un gasto superior a los 12.000 millones de euros.

Las previsiones son del Gobierno, aunque asegura a este diario que hay que manejarlas con cautela, por "el dinamismo del entorno económico y social, que pueden influir en el turismo, como las medidas expansivas en política monetaria anunciadas por el Banco Central en septiembre para reactivar la economía de la eurozona".

Por mercados, dentro del contexto de crecimiento económico y "previsiones positivas", el análisis del ministerio de Industria hace hincapié en la "fortaleza" de Reino Unido como principal mercado emisor de turistas hacia España, mientras que los países nórdicos ralentizarán el incremento de los últimos meses.

España basará el récord en Alemania, Países Bajos y Bélgica, frente al debilitamiento de Suiza. Rusia continuará cayendo debido, en gran medida, a la tensión internacional por Ucrania y la depreciación del rublo frente al euro. Respecto al sur de Europa, el gobierno español apunta un menor ritmo de crecimiento de Francia, un notable incremento de las llegadas procedentes de Italia y la consolidación de la recuperación del mercado portugués.

En cuanto a América, subraya la volatilidad de Estados Unidos, aunque con optimismo respecto al cierre del año. Las expectativas son las contrarias para Canadá, que refleja síntomas de debilidad.

Por su parte, en el caso de Asia-Pacífico, la perspectiva es positiva con aumentos generalizados de las llegadas desde Japón y China. Finalmente, respecto a Iberoamérica, mejoran las previsiones de llegadas de turistas mexicanos y brasileños. Continuará el retroceso del mercado argentino.