Islandia alerta a las aerolíneas por la inminencia de una nube volcánica

Islandia alerta a las aerolíneas por la inminencia de una nube volcánica

Virgin Atlantic evita la zona y British Airways asegura que, por ahora, opera con normalidad

Ismael García Villarejo

Madrid

23/08/2014 - 18:51h

Islandia ha advertido a las aerolíneas de una potencial nube de cenizas que puede perturbar los vuelos en el hemisferio norte como consecuencia de la entrada en erupción de uno de los mayores volcanes de la isla. El sistema de alerta de la oficina de meteorología del país ascendió a rojo, que significa "erupción inminente o en curso con una emisión de ceniza significativa a la atmósfera".

La policía islandesa ha confirmado que un grupo de científicos ha detectado una pequeña erupción "subglacial" al norte de Vatnajokull, el glaciar más grande de Europa. El volcán Bardarbunga, que se encuentra en la zona, se eleva hasta cerca de 1.900 metros. La última vez que entró en erupción fue en 1996.

En manos del glaciar

Ahora las posibilidades de que vuelva a vomitar ceniza y lava son altísimas, aunque el glaciar podría contenerlas. El portavoz de la policía dijo que "la presión de la tapa del glaciar es incierta y se desconoce si la erupción permanecerá bajo él o si logrará romper la barrera y alcanzar la atmósfera".

La actividad sísmica en Bardarbunga, que comenzó el 16 de agosto, ha aumentado la preocupación de que las cenizas escapen. Las compañías aéreas pueden enfrentarse a una oleada de cancelaciones como las de 2010, cuando una nube que eructó el Eyjafjallajokull obligó a dejar en tierra más de 100.000 vuelos y causó cerca de 1.700 millones en pérdidas.

Amenaza seria para los aviones

La ceniza volcánica es una amenaza seria para los aviones. Las partículas, similares al vidrio, pueden dañar fatalmente los reactores. De momento, la seguridad de las rutas transatlánticas está garantizada. Un avión de la guarda costera observa la zona con medidores de alta sensibilidad. "No hay signos de una columna, por ahora".

Las compañías más afectadas serían las británicas. British Airways, socia de Iberia y Vueling en IAG, asegura que "mantiene en observación constante la situación en Islandia" y que "en la actualidad, todos nuestros vuelos están operando con normalidad", según una respuesta enviada por correo electrónico a este diario. Un vuelo de Virgin Atlantic se desvió este sábado para evitar la zona, de acuerdo con un tuit enviado por Flightradar24.

Evacuación de turistas

SAS, la mayor aerolínea de Escandinavia y accionista de la extinta Spanair, dijo que es difícil saber la gravedad de la situación, según un comunicado.

Mientras, la policía islandesa ha cerrado el cañón Jökulsárgljúfur y ha comenzado a evacuar a los turistas en esa zona y alrededor de la cascada Dettifoss. "La situación en esta fase no requiere la evacuación de los habitantes en Kelduhverfi, Oxarfjordur y Nupasveit", dijo un portavoz. "La gente se anima en esas áreas para ser testigos de primera línea y tienen sus móviles encendidos en todo momento".