Los grandes chefs llegan a los festivales de música

Los grandes chefs llegan a los festivales de música

La oferta musical se complementa con propuestas gastronómicas de primer nivel

Cristina Farrés

Barcelona

04/07/2014 - 20:30h

Concierto de la edición de 2013 del festival Cruïlla de Barcelona
Ir a un festival de música y comer mal no son conceptos que vayan de la mano. Los grandes eventos del verano en España que suelen congregar a un público de más edad hace tiempo que usan la gastronomía como un gancho más de la excelencia en la organización. Como la colaboración del lujoso restaurante de Marbella La Meridiana del Alabadero con el ciclo de conciertos Starlite, donde este año actúan Julio Iglesias, Ricky Martin o Tom Jones; o el nuevo fichaje del Festival de Cap Roig de la costa catalana: el Via Veneto, uno de los restaurantes más pijos de Barcelona. Ahora, esta tendencia se empieza a colar en los eventos destinados a los más jóvenes.

El primero de este tipo de festivales que apuesta por crear un espacio gastronómico propio ha sido el Cruïlla de la capital catalana. Se celebrará del 11 al 13 de julio y actúan grupos como Jack Johnson, Damon Albarn o Macklemore & Ryan Lewis. La categoría del cartel se ha intentado equiparar con la propuesta de street food de calidad que se servirá a lo largo de tres días. Los asistentes podrán degustar una de las paellas más renombradas de la ciudad, la que cocina el chef Quim Marqués en El Suquet de l'Almirall; o hacer un bocado rápido de alguno de las propuestas creativas del Mössdpa.  
 
Calidad, productos de proximidad y un precio asequible son las máximas del espacio
 

La ideología del espacio es poner a disposición del público una carta con tapas y platillos “con la calidad como denominador común”, señalan desde la organización. “Con el tiempo, pretendemos que la gente también acuda al Cruïlla por la calidad de la comida que se sirve”, declara el director del festival, Jordi Herreruela. Los productos de proximidad con un precio que sea asequible son otras máximas que se quieren cumplir.

Además de los nombrados anteriormente, participan en el espacio gastronómico los impulsores de las hamburguesas gourmet de La Burgueseria de la localidad de Sant Cugat del Vallès (BCN), creadas por el chef Martín Marchese (regenta el SantaGula en la capital catalana); los hot dog de BARTS by Cata 1.81; y la comida mexicana de La Cocina palpita. Para los paladares más exigentes, la empresa de producciones gastronómica Grupo GSR elaborará tapas de productos tan apreciados como el atún rojo mediterráneo.

El festival de música electrónica Sónar, que también se celebra en Barcelona, fue uno de los primeros en estrenar esta nueva tendencia. Para dar de comer a los casi 110.000 asistentes de esta edición, eligió a Carlos Abellán, chef premiado con una estrella Michelín en el restaurante Comerç 24. Llevó al evento una carta basada en la butifarra catalana como elemento básico, un concepto gastronómico que ha bautizado con el nombre de Yango Urban Food.