El coste final del caos de British Airways

Varios aviones de la compañía británica British Airways permanecen estacionados en el aeropuerto de Heathrow, en Londres. | EFE

El coste final del caos de British Airways

El Grupo IAG calcula el impacto de la crisis del pasado mayo y es menor de lo apuntado por los grandes bancos internacionales

EFE

MADRID

15/06/2017 - 20:23h

El consejero delegado de International Airlines Group (IAG), Willie Walsh, ha cifrado en 91,5 millones de euros el coste bruto que supondrán para British Airways (BA) las cancelaciones y retrasos en sus vuelos que se produjeron a finales de mayo por un fallo energético.

Walsh ha recordado, en la junta de accionistas de IAG, que el pasado 27 de mayo, BA sufrió un corte de energía en su centro de datos principal que provocó diversas interrupciones en sus vuelos al comienzo de la semana de vacaciones escolares en el Reino Unido. Tras pedir disculpas a todas las personas cuyos planes de viaje se vieron interrumpidos ese fin de semana, ha señalado que el grupo ha puesto en marcha una investigación independiente acerca de lo sucedido y ofrecerá información al finalizar la misma.

No obstante, ha asegurado, por lo que se sabe hasta ahora, que esta situación "no tuvo absolutamente nada que ver con cambios en la forma en que se nos proveen servicios y sistemas informáticos (TI)" refiriendose a la deslocalización a India del servicio.

Ha detallado que una revisión independiente de las acciones llevadas a cabo para restaurar los sistemas afectados indica que fue un logro extraordinario por parte de los equipos involucrados, dada la naturaleza y magnitud del daño provocado. BA está trabajando "con ahínco" para garantizar que se compense a los pasajeros afectados tan pronto como sea posible, ha añadido.

La aerolínea canceló 726 vuelos, que equivale aproximadamente al 28 % de sus operaciones, durante tres días, ha indicado. Pese a enfrentar problemas operativos de envergadura, el día 29 de mayo la aerolínea pudo operar la gran mayoría de los vuelos previstos, ha destacado Walsh.