La expansión de Norwegian siembra dudas (pese a cuadruplicar beneficios)

Un Boeing 787 Dreamliner de Norwegian.

La expansión de Norwegian siembra dudas (pese a cuadruplicar beneficios)

La compañía gana 128 millones pero eleva el coste unitario un 2% en 2016. Además, pronostica un gasto superior al previsto en 2017

Carles Huguet

BARCELONA

16/02/2017 - 20:27h

Norwegian multiplica por cuatro sus beneficios y sin embargo cae más de un 5% en bolsa. ¿Un sinsentido? La aviación low cost presta la misma atención a los números negros que los rojos, y en la aerolínea nórdica parece pesar más el incremento de los costes que unas ganancias de 128 millones a lo largo de 2016.

Durante el ejercicio anterior, la compañía elevó un 2% el coste unitario –sin tener en cuenta el impacto de los bajos precios del petróleo--. En el último trimestre mejoró ligeramente y cayó un 1%. “Los resultados del cuarto trimestre muestran un funcionamiento de costes decepcionante”, señala el analista Ross Harvey, de Davy, a Reuters. La expectativa era de una rebaja del 3%.

Además, Norwegian pronostica que el gasto en 2017 será superior al esperado. “Es necesario para nosotros crecer mientras recibimos los nuevos aviones”, ha defendido el consejero delegado, Bjorn Kjos, durante la presentación de resultados. En plena expansión intercontinental, la aerolínea ha disparado la adquisición de nuevas aeronaves. De los más ambiciosos, el pedido de 29 Boeing 787 Dreamliner por 17.450 millones de euros.

“Hemos orientado al alza nuestros costes porque tenemos que considerar nuestro crecimiento”, ha añadido. “En 2017 reclutaremos a 2.000 personas, y los que vayan a bordo de un Dreamliner deberán ser entrenados por nosotros mismos”, ha justificado.

Más comedido en la crítica es Daniel García, analista de XTB Brokers: “el próximo año, el gran objetivo de la compañía debe ser la eficiencia en costes, especialmente en el largo radio”, advierte. No obstante, despeja cualquier duda sobre la viabilidad del proyecto: “ya hemos visto como el modelo de bajo coste se ha extendido cuando nadie apostaba por ello, no tenemos dudas sobre sus posibilidades”.

El experto destaca el aumento de la facturación, que aumenta un 16% hasta los 2.943 millones de euros y califica de "muy buenos" los números. Gracias a las 21 aeronaves recibidas en 2016 y la constante implementación de nuevas rutas ha logrado elevar un 14% el volumen de pasajeros hasta los 29,3 millones. Un dato que llega sin reducir la ocupación de los aviones, que se eleva 1,5 puntos hasta el 87,7%.

Mientras, Norwegian camina decidida en su apuesta por España. En enero rebasó los 500.000 pasajeros transportados –por encima de Air Nostrum—, según los datos de Aena, y a lo largo del último trimestre de 2016 el español se erigió como el segundo mercado con más viajeros sólo por detrás de Noruega.

De este modo, el Aeropuerto de El Prat ya espera el inicio de los vuelos entre Barcelona, Nueva York, San Francisco, Los Ángeles y Miami. Por el momento, la ciudad ya se engalana con las lonas publicitarias de los billetes baratos.