Las salas vip de El Prat se detienen en el tiempo

La sala VIP Joan Miró, en el Aeropuerto de El Prat.

Las salas vip de El Prat se detienen en el tiempo

Aena y la empresa concesionaria negocian una ampliación y remodelación de los salones mientras los clientes se quejan de masificación y desabastecimiento

Carles Huguet

BARCELONA

15/12/2016 - 07:55h

Nueva York, Aeropuerto de Newark, 19:20. Despegue. Vuelo. Aterrizaje. Barcelona, Aeropuerto de El Prat, 9 de la mañana. Reunión, comida de negocios, otra reunión, taxi. 24 horas después, otra vez en un aeródromo. Esta vez, listo para descansar en una de las salas vip antes de volver a casa. Y no, no es posible relajarse debido a que los exclusivos salones están “colapsados y desabastecidos”, lamentan algunos usuarios.

La sala vip Pau Casals, en la Terminal 1, ha sido premiada en dos ocasiones como la mejor del mundo --en 2015 y 2013-- gracias a su “zona wellness, con circuito termal y peluquería, las duchas y su diseño”. Hoy, falta personal, la comida escasea a ciertas horas del día y la limpieza es netamente mejorable, señalan las mismas fuentes.

Los dos salones propiedad de Aena están concedidos a la empresa GIS Trade Center hasta finales de 2017. Por ello, el gestor aeroportuario se desmarca de las quejas al ser preguntado por Cerodosbé. Mientras, la compañía gestora admite haber sufrido problemas en ciertos periodos del año debido a "picos de tráfico" pero asegura que ya ha puesto en marcha un proyecto que estará completamente implementado el próximo enero.

“Realizamos una encuesta de calidad a finales de 2015 y vimos que había que mejorar la oferta de restauración”, admiten. “Apostar por la calidad y mejorar la disponibilidad de producto en ciertas franjas horarias” ha sido la respuesta, defienden. Además, presumen: "en aspectos como la restauración, tenemos notas más altas que hace dos años". Unos estándares de calidad superiores a los que establecía el concurso inicial de la compañía semipública, aseguran.

De este modo, GIS trata de adaptarse al aumento de pasajeros de la instalación, especialmente en las rutas de largo radio –donde más usuarios solicitan el servicio--, debido a las constantes mejoras de conectividad de la instalación. “Hemos ampliado personal y tratamos de renovar la comida y bebida de manera más rápida”, explican.

Aena y GIS estudian ampliar las salas vip o rediseñarlas

Sin embargo, los espacios para los clientes business son los mismos que hace años para atender a un volumen de usuarios que crece al ritmo del 11% en el aeródromo. El poder de ampliar o reformular el espacio sí recae en manos de Aena. Por ello, desde hace semanas existen reuniones entre ambas firmas para buscar solución. Según avanzan fuentes del sector, se estudia si incrementar o rediseñar estas plazas de reposo.

Una medida que ya se pone en práctica de manera temporal durante el Mobile World Congress, con la apertura de una habitación anexa para dar cabida a todos los clientes. De forma permanente, GIS sí que ha logrado un nuevo espacio de oficina que puede utilizar como almacén.

"El futuro de las salas vip es la segmentación por clase", explican en el sector

Las mismas voces lamentan que El Prat se haya detenido en el tiempo frente a las novedosas apuestas que se empiezan a implementar en los aeropuertos europeos. “El futuro es la segmentación, que existan distintas clases  con diferentes grados de servicio, desde el más exclusivo a uno más básico”, auguran.

Todavía más lejos quedan salas como la que Cathay Pacific ha inaugurado recientemente en Hong Kong. Más de 3.000 metros cuadrados de "lujo sencillo" con catorce suites de baño y tres restaurantes de comida local. Imposible competir con la aerolínea asiática. "El diseño en Barcelona es el que es", ilustran.

Pese a las limitaciones, GIS defiende su oferta de ocio, especialmente en la sala Joan Miró --para los pasajeros que viajan fuera del espacio Shengen-- con alimentos regionales y diferentes catas de vinos, cafés o gintonics.