Mahan Air volará entre Barcelona y Teherán desde el 22 de junio

Un Airbus de Mahan Air.

Mahan Air volará entre Barcelona y Teherán desde el 22 de junio

La aerolínea iraní ya ha puesto a la venta los billetes para una ruta que operará dos veces por semana a bordo de un Airbus A340

Carles Huguet

BARCELONA

08/03/2017 - 21:00h

Ya es oficial: el Aeropuerto de El Prat suma un nuevo destino en el continente asiático. La aerolínea iraní Mahan Air volará dos veces por semana entre Barcelona y Teherán a partir del 22 de junio. Una ruta que se prolongará durante todo el verano hasta, al menos, el 26 de octubre de 2017.

Cómo avanzó Cerodosbé a principios de febrero, la instalación catalana recupera así los vuelos con Irán tras años de desconexión. Este medio ha podido comprobar que los billetes ya están a la venta en la página web de la compañía a un precio que ronda los 570 euros ida y vuelta. Una tarifa sensiblemente superior a la que se puede encontrar en las conexiones con escala que ofrece, por ejemplo, Turkish Airlines.

Los Airbus A340 de la aerolínea despegarán desde el Aeropuerto Internacional Imán Jomeini los jueves y domingos a las 06:05 de la mañana para aterrizar a las 09:55 en la capital mediterránea. A continuación, los motores se volverán a encender a las 13:10 para llegar de nuevo a Irán a las 21:00.

Fuentes del Ministerio de Fomento explican que la ruta será posible gracias al convenio bilateral que regula las operaciones entre España e Irán y que ahora otorga a la firma hasta dos frecuencias por semana. Desde la Península Ibérica, Vueling posee los derechos de vuelo desde el año 2015 aunque no tenga planes a corto de plazo de unir ambos países.

El nuevo vuelo dará respuesta a las 33.494 personas que volaron de manera indirecta entre Barcelona e Irán a lo largo del año 2016, según los datos facilitados por el Comité de Rutas Aéreas de la instalación catalana. La cifra se ha disparado casi un 50% frete a los 23.571 pasajeros del 2015. Varios medios iranís aseguran que la llegada de turistas españoles al país se ha duplicado desde el acuerdo nuclear con Estados Unidos.

No obstante, el flujo no ha sido recíproco debido a la dificultad de obtener el visado para los ciudadanos de la república islámica. Para entrar en España, los visitantes deben acudir a la Embajada en Teherán, ser entrevistados y aportar una serie de documentos en castellano; ni en persa ni en inglés. La carencia de traductores en el país dificulta todavía más el trámite.

En octubre de 2016, una delegación de la Generalitat ya visitó Irán para analizar oportunidades de negocio en el país. En ese mismo viaje se sembró la idea de la ruta al reuniones con directivos de Mahan Air e Iran Air, las dos compañías aéreas más importantes. 

Más recientemente, en febrero, el consejero de Turismo para la región del Golfo, Miguel Nieto-Sandoval, y el embajador en el país asiático, Eduardo López Busquets, se reunieron con la vicepresidente de la Organización de Patrimonio Cultural y Turismo de Irán, Zahra Ahmadi, con tal de fomentar la cooperación turística entre ambos estados.

En el primer trimestre de 2017, El Prat ha sumado tres nuevas conexiones hacia Asia. La primera fue la anunciada por Cathay Pacific hacia Hong Kong a partir del 2 de julio y hace apenas dos semanas Air China oficializó sus vuelos a Shanghái desde el 5 de mayo. Ambos destinos se unen, junto a Teherán, a Seúl, Singapur y Pekín.