El turismo náutico dispara su facturación

El turismo náutico dispara su facturación

Aumenta el número de usuarios y el dinero que se gastan en la práctica de actividades y deportes marinos: entre 30 y 40 euros por persona al día

JOSEP MARIA CASAS

BARCELONA

17/08/2016 - 13:23h

Las excursiones con velero son una de las actividades que ofrecen las estaciones náuticas.

El turismo náutico emerge con fuerza. El sector se ha recuperado y todo indica que cerrará la temporada con récord de usuarios y facturación. Jordi Rom, gerente de la Estación Náutica Costa Daurada, que reúne unas sesenta empresas que explotan actividades en la costa de Tarragona, confirma que este verano ha aumentado el número de clientes y también el dinero que se gastan.  

En declaraciones a Cerodosbé, Jordi Rom reconoce que, pese a que la temporada no se cierra hasta el 30 de octubre, detectan un "crecimiento significativo" por lo que se refiere a la demanda y a la facturación, no sólo en la Costa Daurada, sino en el conjunto de Cataluña.  

En el litoral catalán existen siete estaciones náuticas, que cuentan con 570 empresas asociadas, que el año pasado facturaron en conjunto unos 320 millones de euros. La mayoría son pequeñas empresas con una media de cinco empleados.  

La gran mayoría de los turistas náuticos son extranjeros y, en primer lugar, se encuentran los franceses

Jordi Rom destaca que los usuarios han incrementado el dinero que se gastan en la contratación de actividades y deportes de turismo náutico, que sitúa entre 30 y 40 euros por persona al día. Los precios de los servicios pueden oscilar entre los seis euros del alquiler de un kayak a los 3.000 euros diarios de un yate de lujo, aunque la demanda de este servicio es más propio de enclaves como Ibiza que de la costa catalana.  

La gran mayoría de los turistas náuticos son extranjeros y, en primer lugar, se encuentran los franceses. Los servicios con más demanda siguen siendo el alquiler de motos acuáticas o el submarinismo, pero emergen otras prácticas, como elflyboard, uno de los éxitos de este verano, consistente en una tabla con chorros a presión de agua que permite al usuario dar saltos y hacer acrobacias sobre el mar.  

Jordi Rom indica que uno de los retos del sector es superar la estacionalidad. En este sentido, el próximo 12 de octubre, en el marco del Salón Náutico de Barcelona, la Estación Costa Daurada presentará un proyecto para la práctica del submarinismo y el snorkel durante todo el año.