Valencia quiere morder el pastel de los cruceros

Valencia quiere morder el pastel de los cruceros

El puerto ofrece un 40% de descuento a las compañías que atraquen en la ciudad. A Barcelona, que es el mayor puerto de cruceros europeo, el proyecto valenciano no le preocupa.

J.P.Ch.M.

Barcelona

22/07/2016 - 13:27h

Toma aérea del Puerto de Valencia / APV

El puerto de Valencia no quiere quedarse fuera del mercado de cruceros, y tentará a las empresas navieras a golpe de talonario: les ofrecerá un descuento del 40% en las tasas de buque y atraque, lo cual puede generar un ahorro de 600.000 euros a las compañías. El objetivo es llegar a los 600.000 antes del 2020, indicaron autoridades del Port de Valencia a Cerodosbé.

La ciudad es un destino de cruceros, pero está lejos del potencial que tiene la cercana Barcelona (principal puerto del Mediterráneo y de Europa), Marsella o Roma. Según las estadísticas de 2015, por este puerto han pasado 371.374 cruceristas, a una lejana distancia de los 2,6 millones que han embarcado o desembarcado en la capital catalana.

Para potenciar este tipo de turismo, se ha creado el Grupo de Trabajo de Cruceros de Valencia, conformado por entidades públicas (como el Ayuntamiento y la Diputación local y el ente Turismo de Valencia) y privadas (con la Asociación Naviera Valenciana o la Cámara de Comercio, entre otras).

“Queremos que Valencia y toda su área de influencia mejoren como plaza turística ante un excursionismo de cruceros que cada vez es más importante”, dijo el primer teniente de alcalde valenciano, Joan Calabuig.

El puerto de Valencia cuenta con una terminal de pasajeros y cuatro posiciones de atraque, y entre las 36 compañías que operan se encuentran MSC Cruceros, Royal Caribbean, Iberocruceros, Costa Cruceros, Pullmantur, Aida y Crystal, entre otras. Y para impulsar este mercado, proyectan construir una nueva terminal que estará operativa para el 2018, con una inversión de ocho millones de euros. Además, invitan a las navieras que quieran tener una estación de embarque y desembarque propia a que participen en el emprendimiento.

La campaña también comprende la promoción y fidelización de 50 navieras que operan en el Mediterráneo Occidental, mientras que las administraciones públicas se comprometieron en mejorar las áreas cercanas al puerto para que los visitantes tengan una mejor impresión de la ciudad.

En Barcelona no se preocupan

En la ciudad condal, a 350 kilómetros al norte, no les preocupa esta movida de los valencianos. Según fuentes del Port de Barcelona, este destino recibe 2,6 millones de cruceristas al año, “y el 60% son de puerto base, o sea que inician o terminan su trayecto en este puerto”, indicaron a este diario.

“Ya tenemos una posición consolidada”, recuerdan, y puntualizan que la ciudad ofrece seis terminales de atraque, y una séptima se construirá en breve y que será la más grande de Europa. “Seguramente hay mercado para más puertos y Valencia puede dedicarse a este tema, pero no creemos que represente una amenaza”, dijeron.