Los hoteles muerden el lucrativo pastel de las reservas

Los hoteles muerden el lucrativo pastel de las reservas

Captar a los clientes de forma directa, uno de los grandes desafíos del sector para ganar rentabilidad (y bajar precios)

Hotel Gran Meliá Palacio de Isora, en Tenerife

Portales como Booking son referencia obligada a la hora de buscar alojamiento en un hotel, aunque tienden a retroceder ante el impulso de los grandes grupos del sector a las reservas directas a través de sus webs.

El ingreso medio por reserva que los hoteles tramitan a través de sus páginas casi duplica el de plataformas intermediarias. Es la conclusión de SiteMinder, una plataforma cloud referente para las empresas hoteleras, tras analizar las reservas gestionadas entre enero y junio por los 22.000 hoteles que emplean este servicio en todo el mundo.

No solo han captado más reservas, sino que estas son de un importe superior. Mientras que los clientes de agencias online como eDreams gastaron de media 303 euros, el importe medio de los que compraron noches de hotel directamente en las webs de los establecimientos ascendió a 535 euros, según los datos de la plataforma.

En nuestro país reservar habitación en la página de los hoteles es todavía una práctica minoritaria –solo el 16% de los huéspedes optan por esta opción– aunque se prevé que aumente en los próximos años.

Francesc Valls, profesor de ESADE, asegura a Cerodosbé que este asunto es “el gran desafío del sector hotelero”, ya que en la actualidad “uno de cada tres euros va a las redes externas de comercialización”, también conocidas como OTA (siglas en inglés de agencias de viaje online).

Esta fuga de dinero de la industria hotelera tiene su arraigo en el gran peso de los turoperadores primero y de las agencias de viaje después en el sector turístico español, según explica Valls. La consecuencia es que los precios hoteleros han resultado históricamente “poco rentables” al llevarse los intermediarios una parte del pastel.

Este verano factores externos como la inestabilidad en Turquía o los atentados de Niza han colaborado en el repunte de las reservas en las webs de los hoteles, al ser España un destino refugio, como apunta Valls.

Grandes grupos como Meliá, NH o Barceló buscan consolidar esta tendencia y prescindir de intermediarios ofreciendo servicios complementarios y rebajas para los clientes que reserven directamente a través de su web. Los hoteles de la compañía dirigida por Gabriel Escarrer, recién incorporada al Ibex 35, captan en la actualidad a un 40% de sus clientes a través de sus webs.