Nadal, el cerebro económico que dirigirá el turismo español

Álvaro Nadal, nuevo ministro de Turismo, en una entrevista con EFE./ EFE

Nadal, el cerebro económico que dirigirá el turismo español

Con un currículum brillante y fama de inteligente, el nuevo ministro de Turismo ha sido tachado de poco empático por algunos

Marina Estévez (EFE)

Madrid

03/11/2016 - 21:29h

Álvaro Nadal, que ha sido cerebro económico en la sombra de Mariano Rajoy durante los últimos cuatro años, ha pasado por fin a un primer plano para ocupar la cartera de Turismo, en la que también se incluye Energía y Agenda Digital, desde la que deberá aplicarse en dialogar en una legislatura que se prevé convulsa.

El hasta ahora jefe de la Oficina Económica de La Moncloa tiene un currículum académico brillante y fama de ser extremadamente inteligente, pero también ha sido tachado de poco empático por algunos de los agentes económicos con los que le ha tocado lidiar, ya sea en Bruselas o Berlín o con empresarios españoles.

Nacido en Madrid en 1970, en el barrio de clase media del Parque de las Avenidas, y gemelo del último secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, ambos sacaron la plaza de técnicos comerciales y economistas del Estado con 24 años; Álvaro María con el número uno y su hermano con el dos.

Comparado en ocasiones con Rasputín, ya que dicen que por sus manos han pasado todas las decisiones tomadas desde La Moncloa, como ocurriera con el zar y el monje consejero, Nadal es licenciado en Derecho y Ciencias Económicas en ICADE, y amplió estudios en la Universidad de Harvard.

Ejerció como asesor económico en distintos ministerios durante los dos mandatos de José María Aznar (1996-2004).

Así, en 1997 fue asesor de Josep Piqué, entonces titular del Ministerio de Industria y Energía, y en 1998 pasó al Ministerio de Economía y Hacienda, como asesor de Cristóbal Montoro cuando éste era secretario de Estado de Economía y posteriormente del vicepresidente segundo y ministro Rodrigo Rato, hasta 2001. A partir de 2001 y hasta 2003 ejerció como consejero Económico y Comercial de la Embajada de España en Israel.

A su regreso a España, en 2003, fue nombrado vocal asesor en la Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos y en 2004 subdirector General de Programación y Evaluación de Fondos Comunitarios, ya en el último año en el poder del PP antes de la victoria del PSOE en marzo de ese año. Con los populares en la oposición, fue secretario adscrito a la Secretaría Ejecutiva de Política Económica y Empleo del partido, y formó frecuente equipo con Cristóbal Montoro y Fátima Báñez en las labores parlamentarias.

Los mencionados cargos los ha compaginado con la docencia en el Instituto de Empresa (IE) de Madrid.

El 23 de diciembre de 2011 fue nombrado jefe de la Oficina Económica de La Moncloa en el ejecutivo formado por Mariano Rajoy, tras alzarse el PP con la mayoría absoluta en las elecciones generales del 20 de noviembre anterior. Un mes más tarde, enero de 2012, fue nombrado vocal del Consejo de Administración de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). En la actualidad es diputado por Madrid del Partido Popular.