Pokemon Go invade los servicios turísticos

Jugador del Pókemon Go en Australia

Pokemon Go invade los servicios turísticos

Un hotel de Oporto ofrece un servicio de guía para acompañar a cazar pokemons. La empresa creadora analiza que los hoteles y restaurantes interesados paguen por ser ‘pokeparadas’ y reciban al aluvión de fanáticos del juego.

Cerodosbé

Barcelona

20/07/2016 - 10:35h

La fiebre de los Pokemon Go da para todo: hoteles, chóferes y buscavidas diversos tratan de exprimir el furor de este juego de realidad aumentada. El hotel Pestana Vintage, de Oporto, anunció a sus huéspedes que dispone del servicio Pokemon Go Concierge, que en vez de enseñar las maravillas de esta ciudad portuguesa, como la ribera del Duero o la Iglesia de San Francisco, ofrece un tour para capturar estas criaturas virtuales.

El guía turístico de Pokemon, tras un relevamiento previo por calles, edificios y monumentos públicos de la ciudad, lleva a los fanáticos del juego a capturar a estos pequeños monstruos, además de visitar algunos 'gimnasios' donde se los puede entrenar.

Este servicio sigue la senda de un taxista mexicano que, al ser el primero, sus servicios se viralizaron por las redes: Emilio Cacho no tenía ni idea de qué iba esto de los Pokemon Go, pero vió la oportunidad y tras ponerse al día con la aplicación, ofrece un trayecto de una hora por el área de Minatitlán (Veracruz) a 6,3 euros. “Y todos los clientes contratan al menos dos horas”, dice el avispado chófer.

¿De qué va el Pokemon Go?

Pokemon Go es un juego para smartphone que permite, gracias al uso del GPS y la realidad aumentada, salir a ‘cazar’ pokemons, esas pequeñas criaturas inspiradas en el dibujo animado de los años ’90, que aparecen en la vía pública, pero también en el interior de las casas y edificios.

Mientras que algunos sitios como el Museo del Holocausto de Washington y el Cementerio de Arlington de Virginia han puesto el grito en el cielo y prohibieron que los visitantes se acerquen para jugar con Pokemon Go, otros puntos ven un filón para atraer turistas y clientes.

A Niantic, la empresa creadora del juego, no se le escapó este detalle, y ofrece que los sitios interesados puedan –mediante un pago- darse de alta como ‘pokeparadas’, y aumentar el caudal de visitantes.

Hasta el todopoderoso Mc Donald’s no quiere perder la oportunidad y estaría por firmar un acuerdo con Niantic para que sus restaurantes sirvan de ‘gimnasios’ del juego. La filtración de esta noticia hizo que las acciones de la filial japonesa de la cadena de comidas rápidas se dispare un 10 por ciento en la Bolsa de Tokio.

Pokemon Go lleva sólo tres semanas de vida, y en Estados Unidos ya tiene 35 millones de jugadores. En Japón, donde surgió el popular dibujo de Pikachu y compañía hace 20 años, se espera que tenga un crecimiento explosivo.