La ciudad belga estrena este año una agenda llena de eventos y exposiciones que la convierten en uno de los destinos de referencia para los amantes del arte