España adelanta a Francia y ya es el cuarto mayor mercado emisor de cruceristas de Europa, por detrás de Alemania, el Reino Unido e Italia