Crecen las aplicaciones que conectan a personas jóvenes que están dispuestas a ser acompañantes de sofisticados viajes y cruceros