Las empresas de carga aérea ponen la mira en los viejos Boeing 747 para utilizarlos en el transporte de mercancías