Ibiza se aleja del tópico de fiesta y desenfreno. Para ello potencia la oferta hotelera de lujo con el turismo de experiencias y de bienestar