Mallorca limita el alquiler turístico de pisos a turistas: 60 días al año en las zonas más saturadas