Como sucede en un avión, hay ciertos objetos que están prohibidos a bordo de un crucero. Y algunos son insólitos