La Administración Federal de Aviación solicita a la ONU que se prohíba viajar con ordenadores portátiles en cualquier vuelo del planeta