Aena gestionará las salas vip de El Prat

La sala VIP Joan Miró, en el Aeropuerto de El Prat.

Aena gestionará las salas vip de El Prat

El gestor aeroportuario reformará y tomará el control de los espacios reservados tras la oleada de quejas contra la adjudicataria, GIS Trade Center

Carles Huguet

BARCELONA

28/02/2017 - 06:00h

Aena toma las riendas ante el aluvión de quejas contra las salas vip de El Prat. Adjudicadas por contrato hasta finales de 2017 a GIS Trade Center, el gestor aeroportuario no renovará la concesión y pasará a gestionarlas directamente. Una maniobra que llegará de la mano de reformas y nuevos espacios y que aspira a mejorar un servicio que ha recibido numerosas críticas en los últimos meses.

Fuentes de la cotizada explican a Cerodosbé que los espacios de Barcelona eran los únicos en manos de una empresa externa. Ahora se amoldarán a la realidad de la compañía, que sí sacará a concurso la limpieza, el catering y la atención al público. “Pasará de ser una adjudicación a una prestación de servicios”, explican.

Además, está prevista una inversión superior a los 2 millones de euros para reformar las salas. Los tres salones de la Terminal 1 sufrirán un lavado de imagen. La sala Pau Casals vivirá una gran ampliación y junto a la Joan Miró se creará un espacio anexo para dar cabida a los pasajeros con unas exigencias superiores a las ofrecidas hasta el momento. La que no sufrirá cambios será la Colomer, destinada a los viajeros que toman el Puente Aéreo.

En la Terminal 2, la sala Canudas también verá ampliados de manera notable sus metros cuadrados.

La falta de espacios también propicia que Aena no prevea otorgar a las aerolíneas la posibilidad de crear sus propias salas vip, un privilegio del que sólo disfruta Iberia en el Aeropuerto de Barajas, con un 40% de cuota de mercado en la instalación. En Barcelona, Vueling roza estos parámetros pero no ha solicitado un espacio propio a los responsables del aeródromo.

El gestor ha comunicado a GIS Trade Center su decisión de no convocar una nueva adjudicación esta misma semana. Las conversaciones versan ahora sobre cómo realizar una transición lo más plácida posible para que el servicio no se vea afectado.

En los últimos meses, la gestión de las salas vips ha levantado numerosas quejas entre los viajeros. Fuentes de la instalación catalana han reconocido a Cerodosbé las deficiencias que presentaban estos espacios a nivel de limpieza, conectividad y oferta gastronómica en numerosas ocasiones.

De hecho, varios usuarios se han puesto en contacto con este medio para denunciar el estado de las salas. Las críticas empezaron con la falta de producto disponible y las largas colas de acceso, siguieron con la suciedad acumulada en los baños y las mesas y acabaron con la falta de enchufes gratuitos para conectar ordenadores portátiles y dispositivos móviles.

Como respuesta, un portavoz de GIS admitió problemas durante el año debido a "picos de tráfico" pero presumió de que las encuestas realizadas otorgaban mejores notas que dos años atrás, cuando el salón Pau Casals se coronó como el mejor del mundo.