Aena se enfrenta a Competencia con los bolsillos llenos

El presidente de Aena, José Manuel Vargas, durante el acto de la salida a bolsa del gestor aeroportuario. |EFE

Aena se enfrenta a Competencia con los bolsillos llenos

El gestor aeroportuario rechaza la rebaja de tasas que propone Competencia mientras paga un dividendo de 2,71 euros a los accionistas

CERODOSBÉ

BARCELONA

28/06/2016 - 17:19h

Aena es una maquina de hacer dinero, y no quiere dejar de serlo, ni tan siquiera un poco. El gestor aeroportuario ha aprobado este martes otorgar un dividendo de 2,71 euros a los accionistas, que su suma a la escalada del valor de la acción, que ha pasado de 74 a 115 euros en apenas un año y medio después de sacar el 49% de la propiedad a bolsa. Y los dirigentes no quieren detener el rimo. Por ello, ha rechazado la rebaja de tarifas al ritmo del 2% anual que propone la Comisión Nacional de los Mercados  y la Competencia (CNMC).

Como informó Cerodosbé, el organismo que preside José María Marín Quemada plantea una bajada anual de las tasas del 2,02% en el próximo lustro frente a la congelación de tasas que propone la semipública. Una petición, la del recorte, a la que se han sumado durante los últimos meses las compañías aéreas.

En el informe presentado ante la junta de accionistas celebrada este martes en Madrid, el presidente del gestor aeroportuario, José Manuel Vargas, asegura que el principal objetivo de la reforma es la gestión eficiente de la red de aeropuertos española, configurándola como un servicio de interés económico general. En este marco, Aena insiste en la propuesta de congelación de tarifas aeroportuarias para el periodo 2017 a 2021 (ambos incluidos). Dicha congelación se aplicaría sobre las tarifas en vigor en el año 2016, que han sufrido una reducción del 1,9% respecto al año anterior.

 España es el único país de Europa que no podrá subir las tarifas aéreas durante los próximos diez años

El directivo asegura que esta propuesta garantiza "la accesibilidad, suficiencia e idoneidad de las infraestructuras aeroportuarias y la adecuada prestación de los servicios". "Este marco regulador impulsado por el Ministerio de Fomento es comparable a los existentes en otros estados europeos, y en mi opinión, es necesario para dar confianza y certidumbre a los mercados, a nuestros clientes y a los accionistas", sostiene. Además, destaca que España es el único país de Europa que no podrá subir las tarifas aéreas durante los próximos diez años, "lo que otorga una importante ventaja de estabilidad a las compañías aéreas".

La CNMC había lamentado anteriormente que fuera el Ministerio de Fomento, propietario del 51% restante de la compañía, quien decidiera el precio de las tasas y no un organismo independiente "como sucede en otros países de Europa".