Las aerolíneas se preparan para ajustarse los cinturones

Las aerolíneas asistirán a una expansión del mercado pero necesitarán adaptar su modelo de negocio.

Las aerolíneas se preparan para ajustarse los cinturones

El tráfico mundial de pasajeros se duplicará pero las aerolíneas sobrevivirán si reducen sus ganancias

Una noticia buena y otra mala para el sector aeronáutica: los pasajeros se duplicarán en menos de 20 años, pero las aerolíneas tendrán que ajustar sus cinturones y esperar menos ganancias si pretenden sobrevivir.

En el Simposio Mundial de Pasajeros que organiza IATA (Asociación de Transporte Aéreo Internacional) en Barcelona se informó que el beneficio neto por pasajero se encuentra en 7,7 dólares, lo que representa un 15% menor respecto a un año atrás.

Y si se analiza con una perspectiva más lejana, en el 2011 las líneas aéreas obtenían un 25% más de ingresos por pasajero y kilómetro.

Las low cost han impuesto sus reglas al mercado aeronáutico

La reducción de beneficios refleja cuál será el futuro del sector en un mediano plazo: un crecimiento sin igual en el volumen de pasajeros, pero con una importante reducción de ganancias para poder sobrevivir.

El imperio de las low cost

Las low cost han impuesto las reglas del mercado, y si las grandes aerolíneas se no adaptan caen en el riesgo de derrumbarse bajo su propio peso, como le está sucediendo a Alitalia.

Gracias al descenso del barril del petróleo las low cost han podido ofrecer tarifas cada vez más económicas, pero los incrementos de los últimos meses tambalean el modelo de negocio: tras tocar fondo en febrero de 2016, cuando el barril se cotizaba a 26,21 dólares, ahora se encuentra a 58,31 dólares.

Las aerolíneas tienen un 25% menos de ingresos por pasajero que hace seis años

Además las tasas aeroportuarias han aumentado de forma constante en la última década, y las aerolíneas han reducido del 90% al 79% los ingresos que obtienen por cada billete.

Un sector en expansión

Según IATA en los próximos 20 años se llegará a los 7.800 millones de pasajeros, casi el doble de los 4.000 millones con que cerrará el 2017. El sector está creciendo a un ritmo del 3,6% anual, y China será el país que funcionará como el reactor del mundo aeronáutico.

Este organismo anticipa que para el 2022 el gigante asiático liderará el mercado, con 1.500 millones de pasajeros (de los cuales el 61,4% serán nuevos). Estados Unidos caerá a la segunda posición, con 1.100 millones y la India pegará el salto al tercer lugar con 478 millones. Le seguirá Indonesia con 355 millones, y el Reino Unido será desplazado del tercer al quinto lugar, con 310 millones. En cuanto a España, IATA calcula que de los 160 millones actuales se trepará a 224 millones, que la ubicará en el séptimo lugar, muy cerca de Japón.

¿Y si se triplica?

Eso sí, advierte IATA: los beneficios del crecimiento dependerá de la liberalización del comercio y de la facilidad con que se otorguen los visados. En caso de que persistan las políticas proteccionistas y las trabas de varios países para viajar (como insiste la administración de Donald Trump) se podrían perder 1.100 millones de pasajeros para el 2036.

IATA: si se liberaliza el sector, el volumen de pasajeros se puede triplicar

Pero si se derriban estas trabas, el tráfico de pasajeros puede trepar hasta los 11.500 millones de pasajeros, o sea casi el triple que en la actualidad. De ser así, pronostica la asociación, se deberían modernizar las infraestructuras y aplicar políticas para agilizar los procedimientos aduaneros y el transporte de equipajes. Y por no hablar de la necesidad de contar con un mayor parque de aeronaves y de trabajadores, desde tripulantes de cabina hasta operarios en la pista.