Air Europa se queda sin los vuelos de la vergüenza

Air Europa se queda sin los vuelos de la vergüenza

La justicia da la razón a Barceló y Air Nostrum, y el ministerio del Interior quita el contrato de las deportaciones aéreas a la compañía de Juan José Hidalgo

Cerodosbé .

27/07/2016 - 13:42h

Un vuelo de Air Europa con inmigrantes ilegales

El ministerio del Interior ha quitado el contrato de los vuelos de la vergüenza a Air Europa y Swiftair, y los ha redirigido a la UTE de Barceló y Air Nostrum, luego que estas empresas habían sido excluidas del proceso de licitación, pese a presentar una mejor oferta económica.

El contrato, por casi 12 millones de euros y de un año y medio, es para gestionar el traslado a sus países de origen o a Ceuta y Melilla a los inmigrantes que tienen residencia ilegal.

Evelop Airlines SL y Orbest SA (pertenecientes a Barceló) y Air Nostrum fueron descartadas porque, según Interior, había problemas con las titulaciones de sus pilotos para conducir determinadas aeronaves. Pero el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales ha dado la razón al recurso presentado por esta UTE, al considerar que el ministerio no podía exigir una titulación que no estaba incluida en el pliego de cláusulas del contrato, según informa Voz Pópuli.

Ahora, la sentencia obliga a Interior a “retrotraer la tramitación del procedimiento al momento inmediatamente anterior a la exclusión de recurrentes”. Y eso hizo el secretario de Estado Francisco Martínez, que firmó hace pocos días la resolución que otorga el contrato de las deportaciones a Barceló y Air Nostrum.

Pero tampoco está dicha la última palabra, porque Air Europa puede presentar un recurso de apelación de esta medida, por lo que los vuelos no podrían despegar hasta que el tema quede resuelto en forma definitiva.

Los vuelos se mantienen ocultos

Dado que estos vuelos son operaciones policiales, su realización se mantiene bajo un telón de hermetismo. El Defensor del Pueblo es la única entidad que informa públicamente las cifras de las deportaciones, y durante el 2014, indica que Interior fletó en solitario o en colaboración con Frontex (Control de la Frontera Exterior) un total de 134 vuelos, con los que se han expulsado a 3.373 inmigrantes.

La mayor parte de estos vuelos, unos 80, salieron desde la península hacia Ceuta para expulsar a 1.555 personas a Marruecos. Otros 19 tuvieron como rumbo a Melilla, y también se registraron 18 aviones para echar a 698 inmigrantes a Malí, Senegal, Nigeria, Colombia y Ecuador.