Airbus se frota las manos con Latinoamérica

Un Airbus A319 de Avianca Brasil aterrizando en San Pablo. / Foto: Marcos Fernandes

Airbus se frota las manos con Latinoamérica

Latinoamérica invertirá más de 325.000 millones de euros para comprar más de 2.500 aviones

Latinoamérica no tendrá la expansión que tiene Asia en el mercado aeronáutico, pero ante el estancamiento de Europa es la nueva piedra preciosa del sector. Para los próximos 20 años, Airbus calcula que la región necesitará 2.570 aviones nuevos, lo que implicará una inversión de 325.000 millones de euros.

De estos aviones, al menos 2.030 serán de pasillo único y otros 540 de gran capacidad. Si todos ellos entraran en servicio, la flota en el subcontinente se duplicará respecto a la actual.

Airbus indicó que el ritmo de crecimiento del sector será del 4,5 % de media anual, en buena medida gracias al tirón de los vuelos domésticos dentro de los países latinoamericanos.

En tanto, el tráfico en las líneas intercontinentales en Latinoamérica aumentará un 3,8 % anual de media.

Brasil liderará la compra de aeronaves

Más de la mitad de los nuevos aviones se destinarán al mercado brasilero, que según Airbus, demandará 1.400 aviones hasta el 2035. Esto implica una duplicación de las actuales estadísticas de vuelos por persona, y un aumento del 4,8% del tráfico aéreo en el país, un índice que supera a la media de Latinoamérica.

Otro factor para la expansión es el crecimiento de las compañías de bajo coste en países como Colombia, Perú y Chile. Además, el continente recibe a aerolíneas de largo radio que presentan ofertas de bajo coste, como Level (la compañía creada por IAG) y Norwegian (que por ahora sólo opera a Estados Unidos, pero analiza desplegarse a los países latinos).

Airbus gana levemente la partida a Boeing en Latinoamérica: en los cielos de la región operan 650 aviones del primero, que cuenta con una cuota de mercado del 53%. Pero para Rafael Alonso, presidente de la constructora para Latinoamérica y el Caribe, lo más destacado es que en la última década han recibido el 60% de los encargos de la región, y han triplicado la flota de aeronaves que operan allí.