Airbus supera el fiasco del A400M con un aluvión de contratos

El Airbus A380.

Airbus supera el fiasco del A400M con un aluvión de contratos

La empresa aeronáutica confía en aumentar la producción un 43% en los próximos tres años

JUAN CARLOS MARTÍNEZ

MADRID

13/07/2016 - 01:00h

Catorce meses después del accidente en Sevilla de un Airbus A400M, que provocó el fallecimiento de cuatro personas, la empresa aeronáutica maneja datos para lograr un crecimiento exponencial de su producción para los próximos tres años, de hasta el 43%.

Este dato lo basa el fabricante europeo en el aluvión de nuevos contratos que tiene en cartera y en el aumento del tráfico aéreo de pasajeros, que según el informe Airbus Global Market Forecast –publicado en el marco de la feria aeronáutica Farnborough, que se celebra esta semana al sur de Londres–, sería de un 4,5% en los próximos 20 años, lo que llevaría a una demanda de 33.000 nuevos aviones por parte de las aerolíneas para ampliar sus flotas.

Un negocio que la propia Airbus ya ha cuantificado en un monto que superaría los 4.700 billones de euros. Una cantidad estratosférica de la que el consorcio europeo quiere empezar ya a hacer acopio.

Se ha conocido que Airbus estaría negociando con GoAir AirAsia pedidos por más de 20.000 millones de euros

Así, en esa feria se ha conocido que Airbus estaría negociando con GoAir y AirAsia pedidos por más de 20.000 millones de euros, lo que supondría incrementar en un 28% sus ventas anuales y aumentar en un 2% su cartera de pedidos.

Los inversores también estarán muy atentos al Investor Day que Airbus celebrará en Farnborough mañana miércoles, para conocer detalles de la evolución de los distintos programas (A320neo, A350 y A400M). Especialmente, por las dudas surgidas con retrasos en las entregas de A320neo y A350 a causa de problemas con los proveedores.

Algo que, no obstante, no debería dar lugar, según los analistas, a la revisión de los objetivos operativos previstos por Airbus, de entregar 650 aviones, un 2% más que en 2015, lo que supondrá acelerar el ritmo de crecimiento en entregas durante el segundo semestre.

En el Investor Day se espera también que el fabricante aeronáutico europeo anuncie el importe final de las provisiones ligadas a los problemas técnicos del A400M

En ese Investor Day se espera también que el fabricante aeronáutico europeo anuncie el importe final de las provisiones ligadas a los problemas técnicos del A400M, que estarían entre 1.000 y 1.500 millones de euros, hasta el 4% de su capitalización.

Tres veces más de la estimación hecha en 2014 que, a juicio de los analistas, ya estaría amortizada con el retroceso del 4,6% que los títulos sufrieron el pasado mes de abril, cuando se anunciaron estos problemas.

Es más, de no superar las provisiones esos 1.500 millones, se da por hecho que el valor podría rebotar tanto por cerrar uno de los principales puntos de incertidumbre, como por el castigo excesivo recibido.

En el segundo trimestre está prevista una caída de las ventas del 2%

En cuanto a los resultados del segundo trimestre, los analistas prevén un mayor número de entregas, que no se compensaría con el retraso de las unidades A320neo, lo que, al final, provocaría una mayor presión en precios y una caída de las ventas del 2% frente al 1% de crecimiento registrado en el primer trimestre.

Esto, unido al mayor número de entregas del A350 (en pérdidas operativas de acuerdo con el periodo de maduración lógico de un nuevo modelo), provocará una caída del EBIT ajustado de la división del 23%, con el consiguiente deterioro de margen EBIT sobre ventas.

En el resto de divisiones, los helicópteros seguirán ofreciendo cierta debilidad y se confía en mejoras de rentabilidad operativa en Defensa y Espacio por la reestructuración que se hizo en 2015.