Airlines for Europe exige respuestas a los aeropuertos por las colas

Largas colas en el control de pasaportes del Aeropuerto de Barcelona-El Prat. | EFE

Airlines for Europe exige respuestas a los aeropuertos por las colas

La patronal europea de aerolíneas señala a los aeródromos y los gobiernos por la lentitud a la hora de adaptarse a los nuevos controles de pasaportes

Carles Huguet

BARCELONA

28/05/2017 - 07:00h

Las nuevas normativas de control de pasaportes han cogido desprevenido a más de un aeropuerto. En El Prat las colas han sido una constante durante este mes de mayo, pero también se han registrado largas hileras en aeródromos como en los de Madrid, Bruselas y Ámsterdam. La patronal europea de aerolíneas tiene claros los responsables: “son los aeropuertos los que deben gestionar adecuadamente y eficazmente sus espacios”.

El lobby Airlines for Europe, que engloba a todas las grandes compañías aéreas del Viejo Continente, denuncia que son muchos los pasajeros que han perdido sus vuelos y conexiones por culpa de la falta de organización. “No es una norma nueva, que se haya anunciado sin aviso”, lamenta el director de la asociación, Thomas Reynaert, a Cerodosbé.

No obstante, Reynaert vislumbra un segundo culpable en el caos: los gobiernos. “La administración debe obligar a los gestores aeroportuarios a otorgar un servicio de calidad”, exclama. Y si, como en el caso español, el encargado de la instalación es una empresa pública como Aena la responsabilidad es todavía mayor.

El ejecutivo descarta que las colas sean un problema local. “Pese a haberse solucionado, en Bruselas también hubo largas esperas a comienzos de mes”, ejemplifica. En Ámsterdam, los pasajeros han denunciado la masificación de las terminales de forma constante y en Madrid también se han producido aglomeraciones.

En España, las colas parece que han llegado para quedarse. Fuentes de Aena explican que se trabaja para alcanzar un tiempo medio de 25 minutos de espera en el control de pasaportes. Para ello, los grandes aeródromos del país se han reforzado con más efectivos policiales y nuevos verificadores.

Las largas hileras de personas se han hecho más visibles en Barcelona debido a la escasez de policias. Según explican desde el cuerpo, el alto coste del nivel de vida en Cataluña, sumado a la falta de pluses que si cobran los trabajadores de Madrid o el País Vasco, provocan la falta de personal.