Alitalia suspende el 60% de los vuelos por una huelga

Un grupo de tripulantes de cabina de Alitalia.

Alitalia suspende el 60% de los vuelos por una huelga

Los trabajadores protestan por la rebaja salarial y la perspectiva de una oleada de despidos para atajar las pérdidas de la compañía

EFE

ROMA

23/02/2017 - 17:01h

La aerolínea Alitalia se ha visto obligada a cancelar el 60 % de los vuelos programados para este viernes por la jornada de huelga a la que están llamados los trabajadores de la compañía y que comienza esta próxima medianoche. La protesta ha sido organizada por diversos sindicatos, en protesta por el plan de saneamiento de la empresa.

El paro ha sido planteado por los sindicatos USB y CUB Trasporti y por las asociaciones profesionales ANPAC y ANPAV para toda la jornada, con excepción de la franja horaria comprendida entre las 7.00 y las 10.00, y de las 18.00 a las 21.00 horas. La protestaha sido organizada también por los sindicatos Filt-Cgil, Fit-Cisl, Uiltrasporti, Ugl-Ta para toda la jornada con excepción de las horas incluidas entre las 14 y las 18.

Los horarios se solapan, por lo que la huelga del personal de Alitalia afecta a la compañía durante todo el día.

La aerolínea italiana informa de que ha activado un plan extraordinario para reubicar en los primeros vuelos al mayor número de pasajeros posible de aquellos itinerarios que han sido cancelados. Subraya que usará los aviones de mayor capacidad de su flota en varias rutas nacionales e internacionales para facilitar estas recolocaciones.

En los aeropuertos de Roma y Milán, la compañía ha reforzado el personal para garantizar la máxima asistencia a los clientes y también se ha aumentado la presencia de personal en las líneas de atención al cliente, según la nota informativa.

Alitalia reconoce que el servicio se verá afectado también durante esta tarde y al menos hasta las primeras horas del viernes.

Los trabajadores protestan por el plan estratégico y de saneamiento de las cuentas de Alitalia que prevé, entre otras cosas, la sustitución de forma unilateral por parte de la compañía del convenio colectivo nacional, cuya vigencia finalizó a finales de 2016, por otro desarrollado por la empresa. Este nuevo acuerdo comprendería una rebaja de los sueldos de los trabajadores y se sumaría a los despidos que tiene previsto ejecutar con el objetivo de reducir sus pérdidas, que este año alcanzarán previsiblemente 600 millones de euros, según los medios locales.

Alitalia arrastra desde hace años problemas financieros y en 2009 llegó a estar al borde de la bancarrota, aunque fue salvada por un grupo de unos 20 inversores privados italianos y Air France-KLM. En diciembre de 2013, la italiana anunció un aumento de capital de 300 millones de euros y en julio de 2014 llegó a un acuerdo de compra con Etihad, por el que la compañía emiratí inyectaba en Alitalia cerca de 560 millones de euros (762.4 millones dólares) y se hacía con el 49 % de la italiana.

A finales de enero, la compañía de bajo coste Ryanair se mostró disponible a firmar acuerdos de colaboración con Alitalia para atajar sus problemas financieros, pero le advirtió de que primero debía romper relaciones con Air France.