Arabia Saudí también se lanza al espacio exterior

El VSS Unity, la aeronave con que Virgin piensa realizar los viajes turísticos espaciales.

Arabia Saudí también se lanza al espacio exterior

El fondo de inversiones de Arabia invierte 1.000 millones en Virgin Galactic, promotora del turismo espacial

Tras la conquista de la Luna, y dado que Marte queda todavía muy lejos para ser explorado, la nueva meta del hombre hacia el espacio exterior llegará por una vía lateral: el turismo espacial.

Y Arabia Saudí quiere entrar en la carrera. El fondo de inversiones públicas soberano de este país anunció que invertirán 1.000 millones de dólares en Virgin Group.

Este es un conglomerado de empresas liderado por Richard Branson, que entre sus numerosos proyectos en carpeta se encuentra Virgin Galactic, la empresa que pretende ser pionera en los viajes turísticos al espacio exterior.

El príncipe heredero del reino, Mohamed bin Salman, aprobó la inversión y dijo que esta inyección de dinero busca diversificar la economía saudí, que dependa menos del petróleo y más de otros sectores como el conocimiento y las innovaciones digitales.

El fondo soberano de Arabia Saudí invierte 1.000 millones en Virgin y no descarta destinar otros 480 millones más

Más inversiones en el futuro

Si la inversión tiene buenos réditos, el fondo saudí no descarta destinar otros 480 millones en un futuro cercano. Además entre los inversores y Branson barajan proyectos para impulsar la industria del entretenimiento relacionado con la exploración espacial.

La inversión todavía tiene que ser aprobada por los organismos regulatorios de EEUU, pero implica una amplia participación de los capitales saudíes en las tres empresas de Virgin relacionadas con la exploración espacial.

De todas maneras, Branson seguirá como accionista mayoritario y las empresas seguirán operando en sus bases de California y Nuevo México.

Al espacio y más allá

Branson aseguró que quedan pocos meses para lanzar el primer viaje de Virgin Galactic con turistas hacia el espacio. Y no será el único paso: Virgin Orbit, otra empresa del grupo, proyecta lanzar varios satélites alrededor de la tierra, que servirá de apoyo para el desarrollo del programa espacial.

El plan de Virgin es volar con un avión VSS Unity, la nave que reemplazó a la malograda Space Ship Two, que se estrelló en un vuelo de prueba en 2014 y demoró el programa por un par de años.

El VSS Unity será llevado a cuestas por un avión de mayor tamaño hasta los 50.000 pies de altura (15,2 kilómetros), y de allí comenzará a volar a una velocidad que pueda cruzar la barrera del sonido.

El billete para los turistas espaciales costaría 250.000 dólares, pero a Branson ya le salió un competidor: Elon Musk, el dueño de Tesla, dijo que en un futuro cercano ofrecerá viajes a Marte por 200.000 dólares por persona.