Baleares exige volar por 30 euros

Vistas del aeropuerto de Palma de Mallorca.

Baleares exige volar por 30 euros

El Ejecutivo de Rajoy veta la propuesta del parlamento balear para tener una tarifa plana en los vuelos interisleños

El parlamento de Baleares había aprobado una tarifa plana de 30 euros para los vuelos entre las islas del archipiélago, pero la medida ha chocado con la negativa del Ejecutivo, que la ha vetado.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha pedido a Mariano Rajoy una reunión para que reconsidere la medida, y le recordará que la propuesta había tenido el respaldo de todas las fuerzas políticas baleares. Sin embargo, la Mesa del Congreso avaló el veto del Gobierno, gracias a la mayoría del PP y Ciudadanos.

La portavoz de la administración isleña, Pilar Costa, se quejó que la Moncloa haya rechazado la tarifa plana “sin posibilidad ni de enmendarla”, y ha solicitado que desde Madrid, “si tienen otra propuesta”, que la hagan llegar al Govern.

Para poder lograr la tarifa de 30 euros, el Ejecutivo debía aprobar un aumento de las subvenciones a los transportes en las islas, lo que se ha considerado como un gasto que no se puede afrontar.

Además, en el Ejecutivo explicaron que esta medida llevaría al cierre del mercado del tráfico aéreo “a una única compañía, con todas las limitaciones que ello supondría”, y que además habría que compensar económicamente por el déficit de la operación.

Esta tarifa debía incluir las tasas, y destinaría a cualquier pasajero que quiera volar entre las islas, sea o no residente en Baleares. Actualmente el gobierno español destina 17 millones de euros para subvencionar los vuelos interinsulares de Baleares, pero si se implementara la tarifa plana las partidas deberían llegar a los 30 a 40 millones de euros anuales.

Y en Madrid también temen el efecto llamada: si se implementa en Baleares, también Canarias podría pedir la misma subvención, “lo que supondría quintuplicar el esfuerzo presupuestario”, dice el escrito del Gobierno.