Barcelona coge el testigo del mayor congreso de la aviación comercial

Una imagen del Aeropuerto de El Prat.

Barcelona coge el testigo del mayor congreso de la aviación comercial

El ayuntamiento de la ciudad, que acogerá el evento en 2017, incide en la oportunidad para ampliar la red de rutas desde El Prat

CERODOSBÉ

BARCELONA

28/09/2016 - 08:00h

De aquí a un año, Barcelona se convertirá por unos días en la capital mundial de los cielos. Entre el 23 y el 26 de septiembre la ciudad catalana acogerá la vigesimotercera edición del World Routes, la principal feria internacional de la aviación comercial. La intención, sin embargo, es ir más allá y aprovechar la ocasión para conseguir nuevas rutas y enlaces para el hub de El Prat.

Así lo explica Jaume Collboni, teniente de alcalde del ayuntamiento de Barcelona, en declaraciones a Cerodosbé. El consistorio barcelonés ha sido junto a AENA, la Generalitat y el Comité de Desarrollo de Rutas Aéreas (CDRA), uno de los organismos impulsores de la llegada del World Routes a la ciudad. “La pista de despegue de la ciudad hacia la conexión que merece con el mundo”, define el evento el titular de la cartera de Empresa del consistorio.

A pesar del “éxito” conseguido en los últimos quince años --periodo en el que se han doblado las rutas intercontinentales desde el principal aeropuerto catalán-- “queda mucho camino por recorrer”, sostiene Collboni. Quien aprovecha para mencionar los casos de Tokio (Japón) y Seúl (Corea del Sur), dos mega urbes asiáticas con las que El Prat no tiene conexión directa, pero sí cientos de miles de pasajeros indirectos cada año.

Desde el ayuntamiento de Barcelona se cita a Tokio o Seúl como dos de los destinos que el aeropuerto de El Prat aspira a conectar de manera directa

Tal y como ha comprobado la delegación oficial que ha acudido al evento de este año, celebrado en Chengdu (China) y que se ha cerrado este martes, el evento supone todo un cónclave de los agentes más importantes de la aviación mundial.

En torno a 3.000 profesionales del sector, 300 aerolíneas, 700 aeropuertos y 130 representantes turísticos de 125 países participarán de aquí un año en la feria que se celebrará en Barcelona. Una ocasión única, por tanto, para atraer no sólo nuevas rutas sino también a compañías con interés de establecer una base en la terminal barcelonesa, con la incidencia económica y de empleo que estas operaciones generan. Según datos que cita el ayuntamiento, por cada aumento del 10% en la oferta de vuelos intercontinentales directos se incrementa un 4% el número de sedes empresariales "con vocación internacional" que se crean o instalan en el área urbana del aeropuerto. 

“Los aeropuertos ocupan el papel que históricamente han desarrollado los grandes puertos como conectores de personas, mercaderías y culturas entre ciudades de todo el mundo”, concluye Collboni.