Boeing vende menos pero gana más

Oficinas centrales de Boeing en Chicago.

Boeing vende menos pero gana más

El fabricante aeronáutico gana un 55% en los primeros nueve meses del año, pese a la reducción de su volumen de negocio

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

25/10/2017 - 18:57h

En los primeros nueve meses del año Boeing registró un beneficio neto de 4.298,7 millones de euros, un 55,2% más respecto al mismo período de 2016. Este buen resultado se obtuvo en un año en el que el fabricante norteamericano redujo su volumen de negocio: hasta septiembre registró 57.733 millones de euros, un 4,6% menos respecto al 2016 (en que facturó 60.500,7 millones).

Si ha logrado vender menos pero ganar más ha sido por los recortes en los programas de fabricación de aeronaves comerciales y militares, además de poner en marcha una serie de reformas para incrementar las tasas de producción.

Entre los diversos ajustes que han aplicado las autoridades de Boeing se encuentra el despido de 6.500 operarios en los últimos meses, lo que representa el 4,3% de su plantilla. Ya el año pasado la empresa había reducido un 8% su fuerza de trabajo.

Una de las claves ha sido potenciar la automatización de sus plantas de fabricación, para reemplazar la mano de obra manual por tecnología de avanzada, reformas que se han aplicado en las plantas de North Charleston y Everett (Washington), entre otras.

Tropiezo en el tercer trimestre

En el tercer trimestre Boeing logró unos beneficios de 1.572,7 millones de euros, un 18,7% menos respecto a los obtenidos en el mismo período del 2016 (1.945 millones). Sin embargo, los ingresos fueron mejores, en el orden de los 20.631 millones, un 1.7% más.

La caída por los beneficios tiene nombre y apellido: el KC-46, el único programa militar que Boeing ha conseguido para los próximos años. La fabricación de este avión, una versión militar del avión de línea 767, ha atravesado diversos problemas y retrasos, que han desviado 280 millones de las ganancias proyectadas. Ya el año pasado los costes vinculados a esta aeronave habían superado los 1.700 millones de euros, debido a problemas de diseño y producción.

Optimismo para el cierre del año

Boeing es optimista y calcula que su flujo de caja aumentará a los 10.670 millones de euros para el cierre de 2017. Esta perspectiva se debe a que el fabricante de Chicago espera pagar menos impuestos por la reforma fiscal que Donald Trump prometió ejecutar, en la que se reducirían las tasas pagadas por las empresas. Sin embargo, el congreso de EEUU todavía no dio luz verde a esta iniciativa.b