Caos en una docena de aeropuertos por problemas informáticos

Esperas en el aeropuerto de Baltimore por la caída del sistema informático. Foto: @MikeWJZ

Caos en una docena de aeropuertos por problemas informáticos

Una docena de aeropuertos, entre ellos algunos de los más transitados del mundo, sufren la caída del sistema informático que impide realizar la facturación

Equipo Cerodosbé

Barcelona

28/09/2017 - 12:51h

Una docena de aeropuertos, entre ellos los londinenses de Gatwick y Heathrow, así como varias terminales de Nueva York, Paris, Washington, Singapur, Sudáfrica y Corea del Sur no han podido realizar la facturación (check in) de sus pasajeros por un problema informático.

El fallo se caratuló como “un problema de IT” y se produjo en los programas Amadeus Altea que usan 125 aerolíneas en todo el mundo. Las demoras se produjeron en los mostradores de las principales líneas aéreas del mundo, como Air France, KLM, British Airways, Qantas y Lufthansa, informan varios medios británicos.

En varias terminales el problema pudo resolverse en un par de minutos y en otros al cabo de un par de horas, pero hasta que se solucionó los retrasos se apoderaron de los vuelos. Además las largas colas se convirtieron en el principal escenario de las salas de espera. En la terminal de Heathrow anunciaron que el fallo ya se había resuelto, pero que el proceso de facturación demoraba más de lo habitual.

El fallo no sólo era en los mostradores de los aeropuertos sino también en las plataformas online, lo que ha impedido que muchos pasajeros puedan realizar su facturación por Internet.

Amadeus, la empresa creadora del software que ha fallado, informó que su equipo técnico está trabajando para resolver el problema y que en varios aeropuertos ya se ha vuelto a la normalidad.

La caída en el sistema hizo temer la aparición de un nuevo ataque informático, como el sucedido con el programa malicioso WannaCry en mayo, que no sólo afectó a aerolíneas sino también a compañías tecnológicas, de comunicaciones, hospitales y bancos.

En las redes sociales los usuarios, desde diversos lugares del mundo, postearon sus dificultades para poder realizar la facturación.