Cifuentes se delata en la presentación del vuelo de Iberia a Tokio

Cifuentes se delata en la presentación del vuelo de Iberia a Tokio

La presidenta de la Comunidad de Madrid justifica una sorpresiva estrategia turística para los visitantes del continente asiático

David Placer

MADRID

18/10/2016 - 01:14h

Cristina Cifuentes, junto al patinador Javier Fernández y Luis Gallego, en el vuelo inaugural de Iberia a Tokio. / Cerodosbé

El regreso de Iberia a Japón, con tres vuelos directos por semana entre Madrid y Tokio, ha desvelado las últimas políticas turísticas del gobierno de Cristina Cifuentes (PP). La presidenta de la Comunidad de Madrid considera que es absurdo que cada región española gaste presupuestos millonarios en el exterior promocionando únicamente sus atractivos locales.

La Comunidad de Madrid quiere españolizar la promoción turística y, en esta línea, el último avión de Iberia, que volverá a tocar las pistas del aeropuerto de Narita (Tokio), lleva como imagen la Puerta de Alcalá junto a una bailaora flamenca. Nada de chulapas.

Madrid también quiere aprovechar todos los símbolos y monumentos de las ciudades españolas. “En estos tiempos de globalización, me parece absurdo que cada región salga a promocionar sólo su región. Madrid también debe enseñar los encantos de Segovia, Toledo o Ávila, que están a pocos minutos de la capital o también de Sevilla o Barcelona por mencionar sólo dos ejemplos”, dijo la presidenta de la Comunidad de Madrid en la presentación del vuelo de Iberia a Tokio.

"Madrid debe enseñar los encantos de Segovia, Toledo o Ávila; y también Sevilla o Barcelona"

Iberia había volado durante 12 años a Tokio. Comenzó sus rutas en 1986 y las cerró en 1998, año en que España se quedó sin conexiones directas con la que entonces era la segunda economía mundial (hoy, tercera superada por Estados Unidos y China).

La reconexión con Japón quiere ser aprovechada por Turismo de Madrid para incrementar el flujo de turistas asiáticos a la capital. El año pasado, unos 600.000 japoneses visitaron España. Y Cifuentes está convencida de que la venta turística de España será mucho más potente que la de las regiones por separado. Madrid apenas recibe unos 150.000 turistas japoneses al año, el 25% del total en España, lo que posibilita una enorme capacidad de crecimiento.

La comunidad madrileña sólo recibe el 25% de los japoneses que llegan a España.

La Comunidad de Madrid ha editado folletos turísticos íntegramente en español que incluyen otros destinos cercanos de Madrid. Lo mismo ha hecho Iberia con su revista Ronda Iberia publicada en versión japonesa que se incluirá en los aviones que despeguen desde Tokio.

Desde la suspensión de los vuelos a Tokio, en 1998, Iberia regresa con una oferta mucho más competitiva para los turistas japoneses. Además de wifi (de pago) durante las 14 horas de vuelo, incluye pato braseado en soja, langostinos y pollo katakurito y el timbal de cangrejo real con wasabi. Así, sigue la línea que ya implantó con el regreso de los vuelos a Shanghái, en los que también incorporó comida china en sus vuelos procedentes de ese país.