Cómo viajar en turista pero con la comodidad de primera

Los cambios en la forma de viajar en avión, la noticia más leída de la semana en Cerodosbé.

Cómo viajar en turista pero con la comodidad de primera

Se pueden conseguir mejores asientos, disfrutar del salón vip o evitar las filas en los controles al coste de un billete de clase turista

J.P.Ch.M.

Barcelona

27/10/2016 - 17:02h

Los viajes en clase turista se pueden soportar si duran dos o tres horas, pero cuando se trata de estar sentado cinco, diez o catorce horas en un asiento que apenas deja estirar las piernas, puede estar cerca de un pequeño infierno.

Además, viajar en clases más exclusivas también tiene otras ventajas, como evitar las esperas en los controles de seguridad o disfrutar de las comodidades de la sala de espera vip.

Pero se pueden aprovechar estas ventajas y sin tener que pagar demasiado dinero extra. Tan solo se trata de seguir algunos de estos consejos sugeridos por el Daily Mail y tener un viaje más placentero.

1. Usar buscadores de vuelos para obtener los mejores precios

Hay diversas webs, como Kayak o Google Flights, que permiten rastrear tarifas aéreas por muy poco dinero, ya que el usuario puede configurar hasta cuánto dinero quiere gastar en su viaje, y se pueden crear alertas que avisen cuándo el precio está por expirar. Viajar en turista pero pagando muy poco ya convierte al viaje en una experiencia más agradable.

2. Elegir los mejores asientos

En sitios como SeatGuru o ExpertFlyer se puede elegir cuáles son los mejores asientos disponibles en el vuelo, y en caso de no estar conforme, se puede marcar aquellos sitios donde uno desearía viajar. En caso de que haya una vacante, el sistema alerta por correo electrónico de la disponibilidad. Es que no es lo mismo capturar el sitio que se encuentra detrás de la divisoria de clase o de la cabina de tripulantes, con viajar en el asiento del medio de la fila central.

Hay aerolíneas que permiten viajar en los asientos contiguos a la salida de emergencia por 50 euros, un monto que vale la pena pagar si se pueden estirar las piernas durante doce horas.

3. Comprar un pase fast-track

En las vacaciones o los puentes, las filas para pasar los controles son kilométricas, pero en muchos aeropuertos los pasajeros de primera o business pasan más rápidamente por un control especial. Por ello, por un bajo precio adicional es posible comprar un pase ‘fast-track’ para evitar tanta espera, pasar por el control rápido y aprovechar el tiempo libre en el aeropuerto.

4. Disfrutar del salón vip

Cuando en una escala hay que esperar más de tres horas, y en una aeropuerto donde apenas hay lugar para tomar un café tranquilo, no es mala idea pagar un pequeño extra (de 30 a 60 euros) en un salón vip, para disfrutar de bebidas calientes y frías con bocadillos, mientras se lee la prensa en cómodos sillones y se aprovecha la conexión wifi. Y en algunos, incluso es posible darse una ducha. Gracias a aplicaciones como Lounge Buddy o Priority Pass es posible saber cuáles son los salones disponibles en cada aeropuerto, sus servicios y el precio a pagar.

5. Pagar un pequeño extra por cambiar de clase

Una vez que se cierran las puerta del avión, se puede consultar a la tripulación si hay asientos disponibles en clase business o primera. Algunas aerolíneas permiten el cambio inmediato, usando una aplicación en una tableta electrónica, y su costo no llega a ser tan elevado como comprar un billete entero. Si uno ya tiene puntos acumulados, no es una mala oportunidad de aprovechar para canjearlos y viajar en una clase superior sin aportar un euro extra.