Competencia plantea el escenario que acabaría con el 'chollo' de Aena

Una pasajera recorre la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas, perteneciente a la red de AENA. / EFE

Competencia plantea el escenario que acabaría con el 'chollo' de Aena

La CNMC pide al gestor aeroportuario una reducción anual de sus tasas del 2% hasta 2021. Según el organismo, el cálculo de costes de la cotizada es a todas luces excesivo

Pablo Jiménez

Barcelona

22/06/2016 - 18:15h

Aena se ha convertido en un negocio redondo. Y en opinión de la Comisión Nacional de los Mercados  y la Competencia (CNMC) lo ha hecho bajo unas condiciones de mercado beneficiosas en exceso. El meollo de la cuestión está en las tasas que el gestor aeroportuario cobra a las compañías que usan sus aeropuertos --los 46 de la red española--, claramente por encima de las de otros países europeos. Unas tarifas que Aena pretende congelar durante el periodo 2017-2021, según la propuesta que ha hecho llegar al gobierno español.

La valoración de la institución que ordena el mercado español es, sin embargo, bien diferente. El organismo que preside José María Marín Quemada plantea una bajada anual de las tasas del 2,02% en el próximo lustro. Lo que supondría, de aquí a cinco años, una reducción en el precio cargado a las aerolíneas del 10,1%. Así consta en el informe elaborado por la CNMC sobre el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) presentado por la cotizada ante Aviación Civil. Una especie de borrador que todavía debe ser aprobado por Fomento, a más tardar, en septiembre.

La decisión final repercutirá directamente sobre las aerolíneas y, con gran probabilidad, sobre el precio que éstas fijan a sus billetes. Un matiz clave para un país por el que en los últimos tres años han pasado más de 590 millones de pasajeros.

Según explican fuentes de la CNMC a Cerodosbé, el órdago lanzado por la institución a Aena está basado en una correción al alza del cálculo de beneficios que la compañía recientemente privatizada --el 51% sigue perteneciendo al Estado-- debería obtener en los próximos años. Entre los parámetros analizados, una previsión de tráfico más optimista que la del gestor y una reducción (hasta 335 millones menos) de los costes extra-aeroportuarios; fundamentalmente aquellos relacionados con la parte comercial (tiendas, restaurantes...) de los aeropuertos.

La decisión final recaerá sobre el Ministerio de Fomento, que posee el 51% de Aena

Las discrepancias entre el regulador de la competencia y Aena no son nuevas. En 2015, la empresa dirigida por José Manuel Vargas tragó finalmente con una reducción del 1,9% de sus tarifas tras una recomendación similar a la presentada ahora por la CNMC. Pero las cosas han cambiado este año.

En una decisión polémica, el gobierno español estableció que la palabra del organismo que regula la competencia no fuese vinculante. Por tanto, su propuesta será tenida en cuenta del mismo modo que la opinión de las aerolíneas, claramente favorables a una bajada de las tasas, y la de otros actores del sector. Pero la decisión final recaerá sobre el Ministerio de Fomento. 

Esta maniobra ha sido duramente criticada por la industria y por la propia CNMC. "¿Es normal que las tarifas de Aena las fije el propietario del 51% de la empresa?”, se preguntaba hace escasos días Marín Quemada en un acto ante los medios. "¿No sería mejor que las fijara un organismo independiente como en Europa?", añadía a continuación.

Sea como fuere, la patata caliente está ahora en manos de un gobierno que lleva en funciones más de medio año y que podría cambiar de mando en apenas unos días. Desde la CNMC confían, eso sí, que el Ejecutivo recapacite ("su postura es difícil de mantener", aseguran) y apriete las tuercas a una compañía que en los útlimos años ha jugado con el viento claramente a favor.