Costes contra pérdidas: cara y cruz de Norwegian

Uno de los Boeing de Norwegian Air.

Costes contra pérdidas: cara y cruz de Norwegian

La aerolínea pierde más de 160 millones de euros en el primer semestre de 2017 pero reduce sus costes (sin tener en cuenta el petróleo) a niveles de 2014

Carles Huguet

BARCELONA

27/04/2017 - 19:59h

Norwegian Air anuncia pérdidas de 160 millones de euros en un solo trimestre. Norwegian Air crece un 11% en bolsa. Ambos hechos han sucedido el mismo día. La razón: además de las pérdidas, la aerolínea ha logrado rebajar los costes unitarios un 1% frente al mismo periodo del 2016 y ha incrementado el volumen de pasajeros a pesar de que en 2017 la semana Santa haya caído en abril.

La aerolínea justifica los números rojos –mayores de lo esperado, según los analistas— por el repunte de los precios del petróleo y el incremento de capacidad que han vivido los cielos europeos en los primeros meses del año. La subida de los combustibles ha llegado acompañada de la fortaleza de la corona noruega frente al euro y la libra, que ya representan casi la mitad de los ingresos de la operadora.

La mancha también afecta a la propia actividad de Norwegian. Los ingresos por pasajero caen un 17% en un periodo en el que se han anunciado 39 nuevas rutas, incluidos los vuelos desde Londres a Singapur, Denver y Seattle. El descenso obedece a la multitud de tarifas promocionales con las que se han estrenado las conexiones del trimestre, asegura un portavoz de la compañía.

Por estas razones, la aerolínea ha completado un invierno en el que las pérdidas se han disparado un 86% frente al resultado del mismo intervalo del año pasado.

No obstante, la compañía ha crecido este jueves un 11% en bolsa. La firma todavía está lejos de los 39 euros por acción que lucía por estas fechas de 2016, pero los inversores han encontrado motivos para el optimismo entre los números rojos. Si los asientos en el aire se han elevado un 24%; los pasajeros también han crecido, aunque a menor ritmo por el incremento de la oferta, hasta el 14%.

Además, la firma registra un segundo trimestre consecutivo en el que los costes unitarios –sin tener en cuenta la importancia del petróleo-- descienden. En el último periodo de 2016 los analistas valoraron como “decepcionante” el funcionamiento de los costes, que cayeron un 1% frente a la expectativa del 3%. En cambio, ahora la comunidad ha encajado bien el nuevo recorte, del 1%, que devuelve a la firma a niveles de 2014, cuando la expansión no era todavía tan agresiva.

Norwegian sigue creciendo en España, que ya es el segundo mercado de la aerolínea. Los pasajeros procedentes del país ya rondan el 15% del total, sólo superados por Noruega --aproximadamente 31%--.