Las cucarachas invaden los aviones chinos

Las cucarachas pueden aparecer en los lugares más insólitos, inclusive dentro de los aviones.

Las cucarachas invaden los aviones chinos

Personal de sanidad encuentra cientos de estos insectos en las aeronaves estacionadas en el aeropuerto de Kunming

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

18/10/2017 - 13:52h

Las peores pesadillas del cine clase B pueden volverse realidad. Sobre todo si se trata de uno de los insectos más repugnantes para los humanos: las cucarachas. Estos insectos, que pueden resistir toda clase de venenos e incluso la radiación, pueden ocultarse en pequeños agujeros de sólo tres milímetros de altura y al año de vida pueden desovar hasta 300.000 huevos.

En el aeropuerto internacional de Kunming-Changshui, en la provincia de Yunnan (sur de China) los funcionarios de sanidad no podían dar crédito cuando confirmaron los rumores que les habían llegado: se encontraron con más de cien cucarachas dentro de la cabina de dos aviones.

La invasión de la cucaracha alemana

Las autoridades del aeropuerto han mantenido un hermético silencio y no han podido confirmar qué aerolíneas son las implicadas y cuáles eran sus procedencias, pero al menos una de ellas sería una línea aérea regional, según se desprende de una fotografía publicada por la agencia China News Service. El bloqueo informativo ha impedido que se difundan fotos de los insectos.

Los expertos en control de plagas fueron llamados en dos oportunidades para fumigar la cabina, los baños y la bodega de los aviones implicados, informa South China Morning Post.

cockroach flight2

Lo que sí ha trascendido es que las cucarachas pertenecen a la variedad Blattella germanica, pero no implica que hayan llegado desde Alemania.

La cucaracha alemana o rubia es una de las más pequeñas entre las 4.000 variedades que tiene registrada la ciencia, pero es una de las más comunes. Las otras más numerosas son las variedades americana y la oriental.

Alimañas a bordo

La aparición de insectos, roedores o reptiles no es una novedad en las líneas aéreas. Por más que se extremen los controles, cada tanto surge algún episodio, como el que ha sucedido esta semana en un vuelo de British Airways.

Heather Szilagyi, una ciudadana de Canadá, denunció que fue atacada por varias chinches en un vuelo desde Vancouver hacia Heathrow. Ella volaba con su marido y su hija de siete años, y afirmó que los insectos surgían detrás de la pantalla de televisión y de la bandeja para comer.

Pese a las quejas, el personal de la aerolínea no pudo reubicar a la familia en otros asientos, informa The Sun. El suceso no habría pasado a mayores, pero al otro día Szilagyi y su hija descubrieron varias ampollas producidas por la picazón de los insectos.