Delta comprará el 49% de Aeroméxico en agosto

Una aeronave de Aeroméxico y otra de Delta.

Delta comprará el 49% de Aeroméxico en agosto

La adquisición de acciones empezará tres meses después del inicio de los vuelos en código compartido entre ambos grupos, que despegarán en mayo

Carles Huguet

BARCELONA

28/01/2017 - 22:00h

La mayor alianza aérea de América ya tiene fecha. La estadounidense Delta y Aeroméxico ultiman el lanzamiento de un acuerdo de vuelos en código compartido para acercar, todavía más, dos países con un tensionado clima político tras la el acceso de Donald Trump a la Casa Blanca. Será sólo el primer paso de una asociación que se completará en agosto, cuando la compañía con sede en Atlanta adquiera el 49% de la firma mexicana.

La fecha la desvela Jorge Goytortua, vicepresidente de Aeroméxico, a Cerodosbé. “Entre abril y mayo despegará la joint venture y tres meses después se formalizará la compra”, explica el directivo. Un acuerdo que supone “una enorme oportunidad de crecimiento para el grupo”, celebra.

De este modo, la sincronización entre ambas aerolíneas llegará rodada después de tres meses compartiendo código. “Coordinaremos itinerarios, nos facilitará las acciones comerciales, ayudará a recortar los costes y, sobre todo, dará a los estadounidenses y mexicanos una mayor red de destinos”, desgrana. "Además, podremos ofrecer beneficios conjuntos a nuestros pasajeros más fieles", añade.

Gracias a la sociedad, Aeroméxico trabaja para saltar de 70 vuelos entre ambos países a un centenar. “El objetivo es convertir el Aeropuerto de Ciudad de México en un auténtico hub que sea capaz de derivar tráfico por todo el continente americano”, añade.

Al despegue ayudará la apertura del convenio bilateral aéreo con Estados Unidos. La limitación de rutas se ha liberalizado y permite ahora crecer hacia más destinos y potenciar otros como Puerto Vallarta, Cancún y Los Cabos.

Goytortua conoce al dedillo la conexión hacia el norte. “Dividimos nuestros pasajeros entre los que viajan por motivos étnicos, por trabajo y negocios y por razones vacacionales”, explica. Un reparto que fortalece las conexiones ante la perspectiva de tensiones frontereras.

La victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos ya ha llegado acompañada de la amenaza de la construcción de un muro para separar a los estados sureños de México. “Habrá que estar muy atentos”, se limita a decir el ejecutivo ante la incertidumbre reinante.

Sin embargo, Aeroméxico diversifica su abanico de rutas y, por ejemplo, ha elevado un 140% sus vuelos hacia Canadá en las últimas temporadas. Un crecimiento que llega de la mano de un aumento del 66% de asientos hasta China y un 29% hasta Europa.

Aeroméxico cuenta actualmente con 12 naves de largo alcance y se prepara para recibir un pedido de 19 Boeing 787 Dreamliner. “La mitad los recibiremos en los próximos tres años, y muchos irán destinados a Europa”, explica. En el mercado español, en 2017 el número de frecuencias hasta Madrid crecerá desde las nueve actuales a 12, un camino que también seguirán Ámsterdam Londres. “Elevaremos un 12% la oferta de asientos hacia España”, cuantifica.