Easyjet, a los pies de una opa

Dos Airbus de Easyjet en el Aeropuerto de Faro. La aerolínea llenará el hueco de Air Berlin en Tegel. Foto: Archivo

Easyjet, a los pies de una opa

HSBC advierte de que el brexit y la guerra interna de la compañía pueden atraer a un inversor financiero para hacerse con la aerolínea

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

07/11/2016 - 12:46h

Los Airbus de Easyjet se ponen en el escaparate. HSBC alerta en un informe que "si la dirección de la aerolínea no logra superar sus actuales retos, no sería sorprendente la aparición de interés por la compañía para una posible fusión y adquisición". 

El análisis recogido por Expansión advierte de si la firma de bajo coste no deja de tambalearse a nivel financiero tras desplomarse en Bolsa desde el anuncio del brexit, "su red de rutas paneuropea, su cartera de derechos de vuelo en aeropuertos con restricción y su reconocida marca la convertirían en un objetivo atractivo".

Además, otro factor que expone la compañía a una opa es la guerra interna de su accionariado. El fundador, Stelios Haji-Ioannou (34%), es muy critico con la dirección de la operadora, con un plan de expansión "demasiado agresivo" que reporta pocos dividendos a sus propietarios. Por ello, la entidad sostiene que podría estar dispuesto a aceptar una oferta por su paquete de participaciones.

El pasado verano, el sector ya realizó conjeturas sobre la entrada del fondo TPG en Easyjet

Los cargos ejecutivos también están afectados por una fuerte inestabilidad. La consejera delegada, Carolyn McCall, estuvo a punto de abandonar la empresa en el primer trimestre de 2016 y, pese a que finalmente dio marcha atrás, el segundo de a bordo --Warwick Brady-- presentó su dimisión. Ahora, acaba de ser sustituido por Chris Browne, hasta el momento consejera no ejecutiva.

A partir de aquí, se abre un amplio abanico de posibles compradores. Según HSBC, en el mercado ya corrió el rumor de que un inversor financiero adquiriera Easyjet para reducir sus costes. El fondo de capital riesgo TPG fue el gran favorito, pues ya estuvo presente en el lanzamiento de Ryanair en 1996.

Precisamente la firma irlandesa tiene pocos números de comprar su competidor debido a las fuertes restricciones de competencia existentes. Más viable es la presencia de Norwegian o Wizz Air, pese a que deberían realizar un esfuerzo financiero enorme. "El Grupo Lufthansa es el único europeo con capacidad financiera y visión estratégica para opar Easyjet", cita el periódico a un analista.