El acuerdo entre Iberia y la tripulación para volar desde BCN, al detalle

Imagen del documento que rubrica el acuerdo entre Iberia y la tripulación.

El acuerdo entre Iberia y la tripulación para volar desde BCN, al detalle

Cerodosbé ha tenido acceso al convenio firmado entre la compañía y sus tripulantes para operar los vuelos de largo radio y bajo coste desde El Prat

International Airlines Group ultima la toma de una decisión. Sin embargo, todos los ojos apuntan a una misma dirección: Iberia operará los vuelos de largo radio y bajo coste desde Barcelona. La filial del grupo –que también engloba a British Airways, Vueling y Aer Lingus— ha hecho los deberes y ya tiene un plan de marketing y un acuerdo con los trabajadores que se desplazarán a la base en el Aeropuerto de El Prat.

Cerodosbé ha tenido acceso al documento suscrito entre la compañía aérea y la tripulación y firmado el pasado 22 de febrero. En el texto del denominado proyecto “Largo Radio Bajo Coste Barcelona”, la empresa reconoce su intención de que los dos Airbus A330 empleados “vayan pintados bajo una imagen identificativa del proyecto diferente a aquella utilizada habitualmente por Iberia para la identificación de sus aeronaves”.

Además, la firma también deja por escrito su voluntad de que la operativa “sea difundida bajo una marca o denominación específica”. La última puntualización: “que los tripulantes adscritos vistan un uniforme distinto al utilizado habitualmente por los tripulantes de cabina de Iberia”.

El pacto entre empleados e Iberia queda sujeto a la ejecución de la operativa por parte de la firma española, un hecho que parece cercano pese a la falta de anuncio oficial. "Es inminente", prometía la semana pasada el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, en una conferencia celebrada en Madrid. Mientras, los directivos de las colas rojas ya han empezado a cargar nuevas rutas a San Francisco, Los Ángeles, Buenos Aires y Punta Cana a los sistemas tecnológicos de las agencias de viaje.

[CLICK AQUÍ PARA VER EL DOCUMENTO ORIGINAL]

De este modo, el servicio en las aeronaves estará prestado por tripulantes que puedan escalar hasta el nivel 8 del convenio actual. De querer ascender al nivel 7, el trabajador deberá regresar a su base de origen. Además, los voluntarios deberán permanecer "un periodo mínimo de 12 meses" en la operación. Los temporales finalizarán su relación al acabar su contratación.

El periodo de descanso llegará marcado por las Flight Time Limitations elaboradas por la Agencia Europea de Seguridad Aérea, en vigor desde el 18 de febrero de 2018, que prevén mayor flexibilidad horaria de la que disfrutaban los trabajadores por contrato hasta ahora. Los límites máximos de horas de vuelo será de 100 horas en 28 días y 900 horas al año.

"Se garantiza que la suma de días sin servicio será de, al menos, 14 días al mes", reza el convenio. No obstante, la compañía podrá programar dos días mensuales de Programación Adicionales por lo que las fechas libres podrían reducirse a 12. Cada jornada eventual le costará a la empresa 155 euros para los sobrecargos y 145 para los TCP. Durante los meses de junio, julio y agosto se garantiza "un período de 7 días de vacaciones al menos al 50% de los empleados que así lo soliciten".

Dentro de sus funciones habituales, los tripulantes deberán vender productos a bordo. Por cada transacción en el aire, los trabajadores obtendrán una comisión que oscilará entre el 10% y el 15%.