El Boeing 787-10 Dreamliner debuta en los cielos

El Boeing 787-10 Dreamliner.

El Boeing 787-10 Dreamliner debuta en los cielos

El avión más eficiente del planeta completa su primer vuelo y llegará al público en 2018

Carles Huguet

04/04/2017 - 06:00h

La saga Dreamliner tiene un nuevo heredero. El fabricante de aviones Boeing ultima los preparativos para que el 787-10 Dreamliner llegue al mercado durante el primer semestre del año 2018. Con 149 pedidos bajo la manga, la aeronave de la compañía americana ha despegado este lunes por primera vez para completar su vuelo inaugural.

En cuatro horas y 58 minutos, el avión ha sobrevolado las inmediaciones de las instalaciones de la empresa en el estado de Carolina del Sur, en Estados Unidos. “El avión se ha comportado de forma excelente desde el despegue al aterrizaje, a los pasajeros les va a encantar”, han presumido los capitanes Tim Berg y Mike Bryan. Ahora, el aparato se someterá a un programa de pruebas para comprobar su comportamiento en las distintas distancias que deberá cubrir.

“Este vuelo nos coloca un paso más cerca de entregar a nuestros clientes el avión más eficiente de entre todos los de su clase”, celebra Kevin McAllister, presidente de la sociedad. Y es que la principal virtud de la familia Dreamliner es un ahorro de combustible por asiento y las emisiones en un 25% frente a otros modelos de largo radio de Boeing. En la competencia con el A350-900 de Airbus, el fabricante europeo, la economización es un 10% superior.

Gracias a esta eficiencia, compañías de bajo coste como Norwegian Air se han lanzado a exportar el modelo de precios bajos a los vuelos intercontinentales. “El avión ofrecerá a los operadores una mayor flexibilidad para ampliar sus rutas”, añade el directivo estadounidense.

La nave es el hermano mayor de la saga 787, con una envergadura en las alas de 60 metros y una longitud de 68 metros –5,5 más que el 787-9--. Gracias a su mayor tamaño podrá incorporar a hasta 38 pasajeros más en la configuración recomendada.

Si la cara es la capacidad, la cruz es el alcance: sólo 11.910 kilómetros frente a los 14.140 de su antecesor. De este modo, será válido para volar desde Europa a Asia y la costa oeste de Estados Unidos pero no podrá conectar Norteamérica con Australia. Las rutas de distancias superiores serán responsabilidad del Boeing 777-9x, todavía en desarrollo.

Cómo explicaron desde Boeing a Cerodosbé en enero, las grandes aerolíneas transoceánicas ya esperan a recibir el modelo a lo largo del próximo año. Si bien la primera nave caerá en manos de Singapore Airlines, los grandes interesados en el flamante producto son British Airways, con 12 pedidos; Etihad, con 30; Eva Air, con 18; y United Airlines, con 14. 

Boeing 787-10
Boeing 787-10, 2
Boeing 787-10, 3