El calor deshace a Norwegian

Un Dreamliner de Norwegian aterriza en Oslo, procedente de Nueva York.  EFE/Cornelius Poppe

El calor deshace a Norwegian

La aerolínea noruega suspende los vuelos a Las Vegas debido a que las altas temperaturas afectan el rendimiento de sus Boeing

CERODOSBÉ

BARCELONA

19/11/2016 - 15:57h

A la aerolínea noruega de referencia se le atraganta el calor extremo. Más habituada a las temperaturas bajo cero de Oslo o al clima temperado de Barcelona, Norwegian no se adapta al calor de Las Vegas, una de las ciudades estadounidenses que conecta con Europa. Por ello, suspenderá en marzo las cuatro rutas que opera en el Aeropuerto Internacional McCarran.

Según avanza el Las Vegas-Review Jourrnal, la compañía nórdica cancelará los vuelos a Londres, Copenhague, Estocolmo y Oslo debido a que las altas temperaturas han generado problemas de rendimiento en sus Boeing 787. "Es algo que no nos sucede en ningún otro lugar", lamenta un portavoz de la empresa al medio estadounidense.

La firma matiza la relevancia del contratiempo. "No es algo que nos suceda a menudo, pero si las suficientes ocasiones para hacernos comprender que era un problema y no queríamos retrasar a nuestros clientes", añade la misma voz. Así, la aerolínea se protege de los retrasos que sumó a lo largo de la última temporada, que golpearon la rentabilidad de Norwegian.

Norwegian encaja 291 butacas en sus Boeing, 90 más que las aerolíneas tradicionales

La compañía no ha querido especificar cuantos vuelos despegaron con demora durante 2016. Sin embargo, el Servicio Nacional Meteorológico revela que las temperaturas en la ciudad superaron los 40 grados durante 60 días.

La diferencia entre la empresa nórdica y el resto de operadoras tradicionales es que los morros rojos van notablemente más cargados que el resto de naves. La mayoría de compañías programan una capacidad de 200 butacas en los Boeing 787-8. En cambio, la sociedad europea encaja 291 asientos en la cabina. "Con este peso adicional, la capacidad para despegar en momentos de máximo calor era limitada en ocasiones", explican fuentes del aeropuerto. 

Norwegian espera no decir 'adiós' y sí 'hasta pronto' a Las Vegas. Si bien la temporada del verano de 2017 ya está perdida, los técnicos de la compañía estudian ofrecer vuelos desde el McCarran a primera hora de la mañana y a última de la noche. "Esperamos tener una solución para el 2018", apunta un portavoz de la aerolínea.