El jefe de Ryanair lamenta cobrar tres veces menos que el de IAG

Michael O'Leary, este jueves en Madrid.

El jefe de Ryanair lamenta cobrar tres veces menos que el de IAG

Michael O'Leary se embolsa unos 3 millones al año, un sueldo excesivo, según un grupo de accionistas

DAVID PLACER

MADRID

16/09/2016 - 08:23h

El sueldo de Michael O'Leary, consejero delegado de Ryanair, está en el centro del debate. Un grupo de accionistas minoritarios criticaron el salario del máximo ejecutivo de la aerolínea low-cost, que se ubica en unos tres millones de euros anuales, incluyendo bonificaciones y participaciones en la empresa. Pero la mayoría de los accionistas, el 85%, aprobó la remuneración del hombre que ha llevado a una compañía de bajo coste, desconocida en 2002, a comandar la mayor aerolínea de Europa.

O’Leary, que tan bien se disfraza como hace cualquier mueca imposible frente a las cámaras, sólo muestra su aplastante seriedad cuando le preguntan por sus emolumentos. No estalla. Parece un hombre contenido, pero rápidamente saca la ironía de la que siempre hace gala. “¿Cuánto gana Cristino Ronaldo? ¿40 millones al año? Pocos critican ese sueldo. Pues yo tengo como salario base un millón de euros y, viendo lo que cobran otros consejeros delegados, no me parece demasiado. Más bien creo que no cobro mucho y que podría cobrar más”, respondió el máximo ejecutivo de la aerolínea de bajo coste.

El irlandés ya sabía que su remuneración podría ser motivo de polémica en la junta de accionistas de la empresa celebrada esta semana. De este modo, Ryanair ya preparó en su reporte anual de 2016 una justificación para el salario de su consejero delegado.

"El consejero delegado de IAG gana 9 millones de euros y la de Easyjet 8,3", compara O'Leary

El máximo ejecutivo recibe algo más de un millón de euros anuales, más 855.000 euros en concepto de bono por objetivos y 1,2 millones en acciones de la compañía. En total, Michael O'Leary se embolsa 3.163.000 euros al año. En el informe anual, Ryanair justifica que su consejero delegado no cobra plan de pensión, una modalidad extendida en el resto de líneas aéreas.

“El consejero delegado de IAG -la matriz que engloba Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus-, Willie Walsh, cobra casi 9 millones de euros y la de Easyjet gana 8,3 millones al año. Yo soy, de lejos, el que menos gana entre las grandes aerolíneas europeas a pesar de que Ryanair es mucho más grande que todas ellas”, explica O’Leary.

El consejero delegado tiene cifras para presumir. Ryanair cuenta con 1.800 vuelos diarios y transporta 117 millones de pasajeros año. Y su modelo de negocio de alta ocupación en vuelos de bajo coste ha hecho que la compañía disponga de 4.000 millones de euros en efectivo. “Ninguna compañía en el mundo tiene más dinero en efectivo que nosotros”, asegura. “Pero todavía hay gente por allí que dice que gano mucho”, vuelve a ironizar.