El mayor enemigo de las aerolíneas recauda 11 millones de euros

Una imagen promocional del reclamador Air Help.

El mayor enemigo de las aerolíneas recauda 11 millones de euros

Seis inversores confían en el reclamador Air Help en la última ronda de financiación mientras se prepara para lanzar un servicio de compensación inmediata para suscriptores

Carles Huguet

BARCELONA

12/08/2016 - 02:00h

La startup que ha puesto en jaque a los grandes capos de la aviación gana fuerza. Al ritmo de 10.000 reclamaciones gestionadas al mes durante el verano -sólo en España-, el reclamador neoyorquino -domiciliado en Hong KongAir Help ha recaudado 10,7 millones de euros -12 millones de dólares- en la última ronda de financiación realizada. Un impulso procedente de seis inversores para el nuevo camino que ha emprendido la firma: La personalización.

El capital procede de Khosla Ventures, Evan Williams - antiguo director ejecutivo de Twitter- , el emprendedor Naval Ravikant, Jimmy Maymann - vicepresidente de AOL-, U-Start y Galvanize Ventures. “Energía que llega en el momento de más actividad del año, el verano, cuando por lo menos uno de cada 100 vuelos da derecho a una compensación”, explica Carol Ortega, directora de Marketing de Air Help en España.

Gracias al renovado músculo económico, la empresa emergente perfeccioinará el lanzamiento de Air Help Pro, una herramienta para suscriptores. “A cambio de 60 euros al año -15 euros de precio promocional- al pasajero se le ofrecen una serie de beneficios, como una mayor facilidad a la hora de ser recolocado tras un vuelo suspendido o acceso a las salas VIP durante los largos periodos de espera en el aeropuerto”, señala.

 Los pasajeros tienen derecho a una compensación de 250 euros si el vuelo es inferior a 1.500 kilómetros, 400 euros si recorre entre 1.500 y 3.000 kilómetros y 600 euros si es superior a 3.500 kilómetros

Sin embargo, el mayor provecho puede obtenerse gracias al derecho de indemnización inmediata, sin necesidad de tener que recorrer todo el proceso legal. Según la legislación europea –y siempre que el retraso supere las tres horas- los pasajeros tienen derecho a una compensación de 250 euros si el vuelo es inferior a 1.500 kilómetros, 400 euros si recorre entre 1.500 y 3.000 kilómetros y 600 euros si es superior a 3.500 kilómetros.

Con una plantilla de 220 personas el plan de crecimiento pasa también por diversificar servicios. “Nos planteamos también entrar en las reclamaciones por pérdida de equipaje”, apunta Ortega. Pero matiza: “Es un tema complicado, pues se trata de una legislación diferente, por lo que no está cerrado ni mucho menos”.

Suficiente trabajo han tenido en las últimas semanas. El caos operativo de Delta Air Lines disparará las reclamaciones en Estados Unidos. Una situación similar –aunque a gran escala- a la que sufrió Vueling en junio y julio. “Hemos notado un incremento en los procesos contra la compañía”, reconoce. El pico, especialmente, obedece al primer fin de semana, cuando las cancelaciones afectaron a unos 8.000 pasajeros y los retrasos a otros 56.000.

Air Help lanzó una ambiciosa campaña de promoción en Facebook y creó perfiles en Twitter durante la crisis de Vueling para canalizar el descontento de los usuarios a su página web, algo que no gustó a la compañía de bajo coste

Para aprovecharlo, Air Help lanzó una ambiciosa campaña de promoción en Facebook y creó perfiles en Twitter para canalizar el descontento de los usuarios a su página web, algo que no gustó a la compañía de bajo coste. El perfil, bajo el nombre de Vueling Afectados, incluía el logotipo de la aerolínea, algo que la empresa tildó de suplantación y cerró la cuenta en la red social de los 140 caracteres.

Air Help es una tecnológica fundada en enero de 2013 por Henrik Zillmer, Nicolas Michaelsen y Greg Roodt. En 2015 había prestado servicio a 140.000 pasajeros a recuperar 13,5 millones de euros en compensaciones.