Enaire invierte 300 millones en modernizar el control aéreo

Recreación de los nuevos sistemas de posición de control de Enaire.

Enaire invierte 300 millones en modernizar el control aéreo

El ente público destinará nuevos fondos en equipos de comunicaciones y vigilancia y en la contratación de más personal

Enaire lanzó un plan de inversiones para modernizar los equipamientos de las torres de control aéreo de España. El ente público, que depende del ministerio de Fomento, informó que invertirán 300 millones de euros en los próximos tres años como parte del programa Plan de Vuelo 2020.

En la modernización del sistema de control se cuenta la puesta en marcha de nuevos sistemas de comunicaciones, navegación y vigilancia, infraestructuras, explotación técnica y sistemas y tecnologías de la información.

Una de las novedades que se implementarán es la denominada ‘ficha sin papel’, que según Enaire permitirá una mayor interacción del controlador con el sistema junto con una actualización automática de los datos de las operaciones. De esta manera, precisa el organismo, se optimiza la gestión de los planes de vuelo, las autorizaciones y las transferencias de los tráficos, que se visualizan en la pantalla del radar.

Enaire también destinará recursos de este Plan de Vuelo para la contratación de 107 nuevos controladores, de los cuales 70 estarán operativos hacia agosto de 2018, tras haber terminado el proceso de formación y habilitación. El resto, ya podrán trabajar a partir de finales del próximo año.

Reclamo de los sindicatos

Estos nuevos controladores forman parte de las 236 plazas que el organismo anunció que se sumarán desde el 2015 a este año. Sin embargo, este número es la mitad de lo que los sindicatos consideran como ideal para aliviar la creciente carga de trabajo y renovar la plantilla. Según la Asociación Profesional de Controladores de Tránsito Aéreo (Aprocta), se necesitan al menos 500 nuevos profesionales para hacer frente al incremento del tráfico aéreo.

Precisamente el anuncio de Enaire llega a pocos días de que el sindicato USCA organice su 29º congreso, en la que se analizará “la falta de personal y cómo hacer frente al continuo crecimiento del tráfico aéreo, manteniendo el compromiso del colectivo con la seguridad y la calidad del servicio”.

También se debatirá sobre la edad media de los controladores, en donde uno de cada cinco trabajadores tiene más de 60 años, una de las franjas de edad más alta de la Unión Europea.